El gobierno de Costa Rica insistió en la necesidad de aprobar un Tratado sobre Comercio de Armas que sea "fuerte, exhaustivo, universal y jurídicamente vinculante", durante el segundo día de negociaciones de la Conferencia Final de la Organización de Naciones Unidas sobre este tema.

Según informó el Ministerio de Relaciones Exteriores, Costa Rica expresó en nombre de Centroamérica el compromiso de la región con la inclusión de municiones, partes, componentes y tecnología en el alcance del Tratado.

También la delegación costarricense alzó la voz en nombre de 42 estados de Africa, Europa, Asia Pacífico y América Latina, por la urgencia de que se considere el impacto potencial que la transferencia de armas puede tener para el desarrollo socio económico del país importador.

La delegación costarricense recordó que Centroamérica tiene la tasa de homicidios más alta del mundo, donde las armas pequeñas y ligeras son responsables del 70% de las muertes violentas.

En este tratado, Costa Rica y los siete países coautores de la propuesta, pretenden que el documento final contenga el control de armas a través de la regulación, así como alivio del sufrimiento humano causado por el comercio desregulado de armas convencionales.

"El camino hasta esta conferencia ha sido largo y difícil. Por ello, Costa Rica está convencida de que ha llegado el momento de adoptar un Tratado sobre Comercio de Armas sin más dilaciones", comentó el canciller costarricense, Enrique Castillo.

"Tenemos ante nosotros una tarea formidable y el tiempo es poco, pero lo podemos lograr. Cuenten con el compromiso de Costa Rica de cooperar plenamente en la búsqueda del consenso y de participar productivamente en las próximas negociaciones", concluyó el ministro.