Lima.- Corea del Sur pasó de ocupar el puesto 24 en el año 2010 al puesto 14 en el 2017 como destino de nuestra oferta con valor agregado gracias al aprovechamiento del Tratado de Libre Comercio (TLC) que se puso en vigencia en agosto del 2011, informó hoy Adex.

Según la analista senior del el Centro de Investigación de Economía y Negocios Globales de Adex, Nancy Arrelucé, el acuerdo comercial significó mejores condiciones de acceso para casi el 70% de nuestro universo arancelario. Esto contribuyó al aumento de la oferta exportadora a ese país, dijo. 

Ingresaron alrededor de 180 nuevos productos valorizados en más de US$600 millones, principalmente plátanos, mangos, langostinos, cacao, fresas, quinua, castañas, zanahorias y pisco. Otros son chales, suéteres, chaquetas, frisos para parqué, partes de maquinarias, colorantes, tinta de imprenta, tapones y tapas, entre otros.

No obstante, manifestó la especialista, está pendiente la diversificación de las inversiones de Corea del Sur en nuestro país que está concentrada actualmente en la minería. “Necesitamos atraer su tecnología y emplearla en la creación de valor”, agregó.

Envíos por US$1.902 millones. Entre enero y agosto del 2018 las exportaciones totales a Corea del Sur sumaron más de US$1.902 millones, 52.9% más en comparación al mismo periodo del año pasado. 

En tanto, las exportaciones tradicionales (US$1.651 millones) crecieron 49.6% y las no tradicionales (US$251 millones) 78.4%. 

La oferta primaria está compuesta principalmente por cobre, plomo y cinc; y la de valor agregado por pota, nueces de Brasil, sacha inchi, uvas, cacao, plátanos, mangos, anguilas, filete de pescado, alcohol y otros. 

Los dos subsectores más importantes que capitalizaron el TLC son la pesca (US$133 millones) y la agroindustria (US$100 millones), logrando una variación positiva de 97.4% y 90.6%, respectivamente.