El déficit comercial de Estados Unidos creció más de lo previsto en junio pues una aceleración de la demanda doméstica en el segundo trimestre y un fortalecimiento del dólar impulsaron un aumento de las importaciones de autos y alimentos.

El Departamento de Comercio dijo el miércoles que la brecha comercial se elevó 7,1% a US$43.800 millones, lo que también reflejó un segundo mes consecutivo de exportaciones en baja.

El déficit comercial de mayo fue revisado a US$40.900 millones desde los 41.900 millones reportados anteriormente.

Los economistas habían proyectado un alza del déficit comercial a US$42.800 millones.