Washington. El déficit comercial de Estados Unidos se amplió un 18,8% en junio, un aumento sorpresivamente alto, por un repunte de las importaciones de bienes de consumo de China y otros países, mientras que las exportaciones cayeron, mostró el miércoles un informe del Gobierno.

La brecha comercial de Estados Unidos totalizó US$49.900 millones. El déficit fue mayor que lo que habían pronosticado 67 economistas de Wall Street en un sondeo de Reuters.

Mientras, los economistas consultados por Dow Jones Newswires habían proyectado un déficit mensual de US$42.700 millones para junio.

Las importaciones de bienes y servicios crecieron un 3% en junio a US$200.300 millones, la mayor cifra desde octubre de 2008, en una muestra del fortalecimiento de la demanda doméstica.

Las importaciones de bienes al consumidor ascendieron a un récord de US$43.100 millones y las de productos no petroleros fueron las mayores desde agosto de 2008.

Los analistas consultados por Reuters esperaban que el déficit comercial llegara a US$42.000 millones  frente al saldo comercial negativo de US$42.270 millones reportado previamente para mayo de este año.