El déficit comercial de Estados Unidos se redujo más de lo esperado en febrero, debido a que las exportaciones aumentaron a un máximo de dos años y porque una menor demanda interna contuvo las importaciones.

La reducción del déficit comercial se produce en momentos en que el Gobierno de Estados Unidos avanza en su agenda para lograr un trato comercial "justo" y devolver empleos manufactureros a Estados Unidos buscando impulsar el crecimiento económico.

El Departamento de Comercio dijo el martes que el déficit comercial se redujo un 9,6%, a US$43.600 millones. El déficit comercial de enero fue revisado ligeramente a US$48.200 millones desde los US$48.500 millones reportados previamente.

En tanto, el déficit comercial de Estados Unidos con China, un asunto políticamente sensible, cayó un 26,6%, a US$23.000 millones en febrero. La caída del déficit comercial entre las dos economías más grandes del mundo se conoce poco antes de la visita a Estados Unidos del presidente chino, Xi Jinping, a fines de esta semana.

Los economistas encuestados por Reuters habían pronosticado que el déficit comercial se reduciría a US$44.800 millones en febrero. Al ajustarse por inflación, el déficit cayó a US$59.700 millones.

Tras la publicación de los datos, el dólar subió marginalmente frente a una cesta de monedas, mientras que los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos bajaron. Las acciones en Wall Street, en tanto, operaban con pocos cambios.

En febrero, las exportaciones de bienes y servicios aumentaron un 0,2%, a US$192.900 millones, su nivel más alto desde diciembre de 2014.

Las exportaciones de equipos y materiales industriales anotaron máximos desde diciembre del 2015. Hubo un salto de 8% en las exportaciones a la Unión Europea. Las exportaciones a Reino Unido treparon un 17,3% y Japón también compró más bienes a Estados Unidos.

No obstante, las exportaciones a China bajaron un 2,7% y México vio una caída de 7,1% en los bienes enviados desde Estados Unidos.

En otro dato económico divulgado el martes en Estados Unidos, las nuevas órdenes de bienes fabricados en el país subieron por tercer mes consecutivo en febrero ante la creciente demanda de maquinaria y equipos eléctricos.