Washington. Estados Unidos debe asegurarse de que el nuevo Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA, por sus siglas en inglés) incluya fuertes provisiones medio ambientales y de derechos laborales, pidieron senadores demócratas al presidente estadounidense, Donald Trump.

“Le escribimos para suscribir la importancia de reescribir el NAFTA para eliminar sus incentivos, subcontratar empleos estadounidenses y emparejar la cancha de juego, añadiendo fuertes provisiones ambientales y laborales acorde con estándares internacionales”, se lee en una carta firmada por seis senadores entre los que destaca Bernie Sanders.

Los legisladores se refirieron en términos duros al TLCAN, similares a los utilizados por Trump para describir el acuerdo. “En lugar de emparejar la cancha de juego, el TLCAN facilita a las compañías subcontratar empleos en México de modo que puedan pagar menos a sus empleados y contaminar más”, dijeron.

Afirmaron que desde la puesta en vigencia del tratado los ya de por sí bajos salarios manufactureros en México han caído 9% en términos reales, mientras que sus homólogos estadounidenses se han mantenido constantes, a pesar de que “el precio de todos los productos, desde aquéllos relacionados con el cuidado de la casa, la crianza de los niños y de la educación universitaria, se han incrementado”.

“Millones de estadounidenses no han visto crecer sus salarios en años y no pueden encontrar empleos mejor remunerados debido, en gran parte, a tratados comerciales injustos como el TLCAN”, advirtieron.

Igualmente, criticaron la secrecía con la que se llevan a cabo las conversaciones para ajustar el acuerdo, que acumulan ya seis rondas de trabajos y se dirigen hacia una séptima, a finales de este mes, en la ciudad de México. “Hacia adelante el público y todos los miembros del congreso (estadounidense) deben ser invitados a formular las posiciones estadounidenses y comentar los borradores”.