Las exportaciones mexicanas de productos a China sumaron US$2.392 millones en la primera mitad del año, una baja interanual de 23,6%, de acuerdo con datos del Banco de México (Banxico).

Contribuyeron en el resultado las menores compras de autos, petróleo, autopartes y cobre producidos en México, como efecto de una desaceleración de la economía china y de sus menores importaciones provenientes de todo el mundo, las cuales presentaron una caída interanual de 6,1% de enero a junio.

En sentido inverso, las importaciones mexicanas originarias de China fueron por US$32.809 millones, un aumento de 8,5% anual, encabezadas por aparatos de telefonía, partes para televisores y teléfonos, computadoras y circuitos integrados, haciendo más abultado el déficit comercial bilateral.

En el primer semestre, China compro autos producidos en México por US$446 millones, una baja sustancial si se considera que en todo el 2014 ascendieron a US$1.641 millones.

[[wysiwyg_imageupload:6080:]]

“Hemos tenido menores exportaciones a China y también menores ventas desde nuestra planta en ese país”, dijo Gustavo Canales, gerente de planta de Katcon, una empresa mexicana productora de convertidores catalíticos y sistemas de escape.

En el 2009, con la crisis financiera internacional, Katcon compró a Delphi cinco plantas ubicadas en Polonia, Sudáfrica, China, India y Australia. En el 2014, expandió su planta de China con la apertura de 17 nuevas lineas de producción, convirtiéndola en su factoría más grande del mundo.

Canales dijo que Katcon han exportado menos partes producidas en México que sirven para fabricar los convertidores catalíticos en su fábrica de China.

La economía china creció 7,4% en el 2014, su peor resultado en casi un cuarto de siglo, y para el 2015 el objetivo gubernamental es crecer “en torno a 7%”, pero algunos analistas estiman incluso niveles de entre 3,5 y 4%.

México exportó además petróleo por US$119 millones a China en la primera mitad del año, otra baja considerable en comparación con los envíos por US$457 millones en todo el 2014.

“El mercado asiático ha sido muy pequeño en el total de las exportaciones mexicanas de petróleo, sin superar una participación de 15%, y podrían reducirse en el corto plazo porque China está importando menos energéticos”, dijo Arturo Carranza, analista de Solana Consultores.

Los mercados asiáticos serían más relevantes para México en el mediano y largo plazos, precisó.