Washington. A las dificultades políticas que se vienen en Argentina, tras la muerte de Nestor Kirchner, el escenario económico no es mejor. Lo anterior, considerando la desconfianza de organismos internacionales como el FMI,el Club de París y ahora del Congreso norteamericano, que transmitió dudas sobre la marcha de la economía trasandina.

Congresistas demócratas y republicanos,promovieron iniciativas en las que se reclama al país el pago de sus compromisos, mientras que algunos de sus miembros usaron algunas decisiones del gobierno kirchnerista -como su manejo del Banco Central- para denunciar políticas de "corta mira" o de irresponsabilidad frente al gasto, consigna La Nación.

En el Congreso de EE.UU., los reclamos que más injerencia han tenido son, el pago a tenedores norteamericanos de bonos de deuda en default, por un lado, y, la presión para que se haga efectiva la sentencia por más de US$400 millones que el tribunal arbitral del Banco Mundial (Ciadi) zanjó contra Argentina.

Según infromaciones del mismo medio trasandino, en el último período, más de una treintena de representantes (diputados) prestaron su firma a iniciativas de castigo financiero por la deuda pendiente con tenedores de bonos de deuda.

En términos generales, la economía argentina genera  dudas entre los miembros del Capitolio, según se desprende de referencias circunstanciales formuladas durante los debates habituales del organismo.