Quito. Desde el 11 de marzo el gobierno del presidente Rafael Correa aplicará una salvaguardia de balanza de pagos para el 32% de las importaciones generales (2.800 partidas arancelarias), exceptuando a los repuestos de vehículos, bienes de capital y materias primas, se anunció este viernes.

Las salvaguardias irán desde el 5% , 15%, 25% hasta el 45% según el tipo de productos y no se afectará a los que ya se encuentran en Aduanas.

El anuncio se hizo en el Salón Azul de la Presidencia de la República, en el que los ministros de Comercio Diego Aulestia y el Coordinador de la Producción Richard Espinosa, explicaron los alcances de esta medida.

Según Aulestia, la resolución se aplicará durante 15 meses y se la irá analizando para ver los efectos.

Insistió que la salvaguardia se adopta para resguardar los intereses nacionales y tomando en cuenta al sector empresarial con el cual se conversó, dijo, por lo que se decidió excluir a los bienes de capital, materias primas y otros.

Además informó que la resolución se notificará la próxima semana a la Organización Mundial de Comercio (OMC) y a la Comunidad Andina de Comercio, pero insistió en que no van en contra de los acuerdos comerciales, sobre todo el logrado en 2014 con la Unión Europea.

Esta salvaguardia general reemplaza a la salvaguardia cambiaria que se aplicó desde el pasado 5 de enero exclusivamente para los productos procedentes de Colombia y Perú y a los cuales se les ofreció eliminarla a fines de febrero.

La Comunidad Andina de Comercio no autorizó al Ecuador para la adopción de la salvaguardia cambiaria y le solicitó su inmediata suspensión.