Cerca de un centenar de productores ecuatorianos han mostrado interés en realizar negocios en el mercado ruso. Este grupo de empresarios ha participado durante esta semana en seminarios sobre cómo hacer negocios con Rusia, que se han realizado en Guayaquil y Quito. Este miércoles se realizarán encuentros en Manta.

Según Carlos Lema, agregado comercial de Ecuador en Rusia, el año pasado se vendieron a Rusia US$594 millones, en tanto que en el primer semestre se comercializaron más de US$400 millones, por lo que hay potencial para aumentar las exportaciones en ese mercado.

Gabriela Pazmiño, de ProEcuador, sostuvo que el principal inconveniente para concretar tratos es el pago a los exportadores, por lo que se plantean alternativas como pagos anticipados o brokers.

Durante los seminarios además se abordaron las medidas sanitarias y fitosanitarias que se deben cumplir para entrar a realizar negocios con Rusia.

Banano y rosas son algunos de los productos que se venden y que podrían extenderse a acuacultura y café.

Arturo Velasteguí, de Expoflores, mencionó que uno de los inconvenientes para llevar productos a Rusia es que no hay una ruta directa entre ambos países. Actualmente, las flores llegan al mercado ruso vía Ámsterdam (Holanda). Y establecer una ruta directa “ayudaría muchísimo”, añadió.

En los talleres que se están realizando también ha participado Mariana Esakova, quien es parte de la Casa Ecuatoriano-Rusa y –según Pazmiño– ha hablado sobre las oportunidades específicas de negocios y productos potenciales.