Guayaquil. Unas 100 toneladas de papaya serán colocadas semanalmente en las perchas de los mercados de los Estados Unidos, luego de que la fruta pasó el examen del departamento de Agricultura Animal y el Servicio de Inspección de Sanidad Agropecuaria del país norteamericano.

Ese tonelaje semanal aumenta 70% a las exportaciones de papaya ecuatoriana (140 toneladas semanales), cuyo mercado principal, hasta ahora, es Europa.

La USDA/Aphis (Departamento de Agricultura Animal y el Servicio de Inspección de Sanidad Agropecuaria) autoridad fitosanitaria de Estados Unidos, exigía la implementación de una planta hidrotérmica para el tratamiento de la producción.

El mercado estadounidense de papaya ecuatoriana estuvo cerrado desde hace 10 años; la inversión para la planta hidrotérmica asciende a US$200.000.

El presidente de la Corporación de Productores de Papaya del Ecuador, Roberto Astudillo, precisó que el ingreso de la fruta será de forma estratégica y en cantidades adecuadas para no sobreofertar el mercado y provocar la caída de precios, como ha sucedido en otras ocasiones.

Por ello, los productores asociados esperan colocar apenas entre cinco a 10 contenedores semanalmente en este destino, en cajas de 4,5 kilos, dijo.

La producción de la variedad de papaya para exportación se lo hace en 250 hectáreas y podría aumentarse otras 100. “Lo importante es ser más productivos y con mejores prácticas poder obtener mayor rendimiento por hectárea”, indicó el agricultor.

Alberto Moncayo, productor, dijo que espera la apertura para expandir sus exportaciones y la participación de Agrocalidad (Agencia de Aseguramiento de la Calidad del Agro) es clave para haber logrado este acuerdo.