Quito. El ministro de Comercio Exterior de Ecuador, Pablo Campana, aseguró que se incrementaron en 13% las exportaciones ecuatorianas a la Unión Europea (UE) en los primeros 12 meses de vigencia del Acuerdo Comercial Multipartes.

En su comparecencia ante la Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional, Campana aseguró que se elevaron las importaciones de materias primas y bienes de capital que Ecuador no produce. Por otra parte, la participación de las exportaciones de las micro y medianas empresas en el total exportado aumentó del 6% al 14%.

“Esto generó más oportunidad de negocios, atracción de divisas y mayores plazas de empleo”, acotó.

Campana aclaró que trabajan en generar una mayor oferta productiva exportadora pues Ecuador tiene productos estrella, pero necesita ingresar con más productos para abrir el abanico de posibilidades.

Otro dato alentador, según dijo, es que el 65% del total de exportaciones de la Economía Popular y Solidaria ingresó a la UE. “Se trata de fortalecer exportaciones y atraer inversión extranjera directa”, dijo Campana, y destacó que en este primer año de vigencia del Acuerdo Comercial Multipartes es el mejor de los últimos 11 años en los resultados de la balanza comercial no petrolera.

Daniel Legarda, presidente de la Federación de Exportadores, quien también asistió al Legislativo, citó entre los resultados positivos los US$1.100 millones de balanza comercial positiva, la creación de 22.000 nuevos empleos generados en exportaciones a la UE, las 250 nuevas empresas exportadoras hacia la UE que aparecieron, los 200 nuevos productos que ingresaron a la UE y además, el hecho de que ese bloque sigue siendo el primer destino de las exportaciones para las pequeñas y medianas empresas.

Sin embargo, entre los temas pendientes que deben mejorar, señaló la necesidad de profundizar estrategias de fortalecimiento para el comercio de servicios y el impulso a una agenda sectorial para diversificar los productos y aprovechar de mejor manera el Acuerdo.

Tanto Campana como Legarda afirmaron que es necesaria la ratificación del Protocolo de Enmienda del Acuerdo de Marrakech, de la que son parte 137 países de la Organización Mundial del Comercio.

Este Protocolo consiste en lograr eficiencia y eliminar demoras burocráticas que representan una carga innecesaria para los sectores exportador e importador, pues cada día que reposa una mercadería en Aduana representa el incremento del 1% de arancel.