Quito. Ecuador tiene previsto iniciar en el segundo semestre del año negociaciones para alcanzar un acuerdo comercial con Estados Unidos, informó este viernes el ministro ecuatoriano de Comercio Exterior, Pablo Campana.

"No hablamos de un TLC (Tratado de Libre Comercio), estamos hablando de un acuerdo bilateral, justo, equitativo para las partes, y esperamos que podamos empezar dichas negociaciones en el segundo semestre de este año", dijo Campana en rueda de prensa.

Agregó que el primer paso será la reactivación del Consejo de Comercio e Inversiones (TIC, por sus siglas en inglés), un mecanismo de diálogo creado en 1994 entre Ecuador y Estados Unidos.

La reactivación del TIC fue solicitada este jueves al vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, durante una reunión que mantuvo con el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, y varios ministros como parte de su visita oficial al país andino.

"Se solicitó reactivar el TIC para empezar a dialogar, a negociar, sobre un acuerdo comercial que sea positivo para el Ecuador", explicó Campana.

Según el ministro, a Ecuador le urge mejorar el comercio bilateral con Estados Unidos, su principal socio comercial, debido a que en los últimos años se produjo una "caída dramática" en las exportaciones no petroleras.

En ese sentido, informó que del 25 al 27 de julio próximo viajará a Estados Unidos junto con una delegación de empresarios privados para "dar seguimiento" a los temas de comercio tratados con Pence en su visita a Ecuador.

"Es un tema comercial que le conviene y le interesa al país, tenemos una economía dolarizada, necesitamos traer dólares, divisas, generar fuentes de empleo. ¿Cómo lo hacemos? fortaleciendo relaciones y qué mejor que con nuestro principal socio comercial como Estados Unidos", planteó.

Según el ministro, a Ecuador le urge mejorar el comercio bilateral con Estados Unidos, su principal socio comercial, debido a que en los últimos años se produjo una "caída dramática" en las exportaciones no petroleras.

Mencionó que en 2014 Ecuador exportó US$3.445 millones a Estados Unidos, cifra que pasó a US$2.591 millones en 2017, lo que significa una caída del 25%.

A su vez, Estados Unidos también reportó en ese periodo una caída del 33% en sus exportaciones a Ecuador.

"Esto quiere decir que hemos perdido competitividad, que otros países como Colombia y Perú tienen acuerdos comerciales y, obviamente, están mucho más agresivos en cuanto a intercambio comercial se refiere", expuso.

Añadió que en toda relación comercial hay discrepancias, y en los últimos 13 meses Ecuador ha solucionado ocho temas que se consideraban sensibles con Estados Unidos, entre ellos, cupos para importación.

"Habrá otros temas que en el camino se presenten, habrá que solucionarlos, los que estén en el campo del Ejecutivo, obviamente", apuntó.

Destacó, sin embargo, las palabras del vicepresidente Pence, en el sentido de que en la relación entre Ecuador y Estados Unidos "se está generando un nuevo puente, un nuevo capítulo, y eso es importante".

El ministro agregó que se planteó a Pence que se incluya al atún en funda, brócoli, alcachofas y flores ecuatorianas dentro del Sistema Generalizado de Preferencias, mediante el cual Estados Unidos concede arancel cero o aranceles reducidos a Ecuador.

Estos productos quedaron fuera de otro sistema preferencial conocido como Atpdea (Ley de Preferencias Arancelarias Andinas y Erradicación de la Droga) que venció en 2013.

De igual manera, se planteó que se conceda un tratamiento especial al acero y al aluminio ecuatoriano, comentó el ministro.