Ecuador y la Unión Europea siguen en conversaciones para reanudar las negociaciones -iniciadas en 2009- para cerrar un acuerdo comercial, vínculos, que habían quedado detenidos luego que el presidente Rafael Correa ordenara congelar los contactos, al considerar que la negociación no satisfacía los objetivos de su país.

En este sentido, esta semana se reanudaron las conversaciones entre una delegación de alto nivel del país andino y miembros de la Comisión Europea, según publica El Comercio.

Los primeros tópicos que se habrían conversados son aquellos que tienen relación con aspectos técnicos jurídicos.

Fuentes de Bruselas indican que las reuniones de los funcionarios ecuatorianos y los europeos no suponen "en modo alguno" el equivalente a una ronda oficial de contactos, sino a una simple "toma de contacto".

Las negociaciones entre la UE y el país andino quedaron suspendidas en el 2009 debido, sobre todo, a diferencias en torno al capítulo de servicios y propiedad intelectual del tratado.

Quito desea plasmar un acuerdo con la UE marcado por la palabra “desarrollo”. Según fuentes ecuatorianas en Bruselas, no se trataría simplemente de un acuerdo comercial sino de un verdadero “tratado para el desarrollo”, que implica, además de temas comerciales, una negociación en temas políticos y de cooperación, señala el mismo medio.