El dictamen que emitió el año pasado un Tribunal Arbitral Internacional en contra de Ecuador, en una de las demandas planteadas por Chevron, empujó a la Procuraduría del Estado a iniciar una demanda arbitral contra Estados Unidos por el Tratado Bilateral de Protección de Inversiones (que fue denunciado el año pasado).

La demanda la presentó el 28 de junio pasado y cuenta con dos meses para nombrar a su árbitro. EE.UU. también tiene plazo hasta el 28 de agosto para nombrar al suyo.

Una vez que los dos árbitros queden establecidos, ellos elegirán a un tercero para presidir el Tribunal que estará regido bajo las reglas de la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil.

La Procuraduría indicó que la demanda se inició porque los desacuerdos no se solucionaron mediante vías diplomáticas.