Washington. El Congreso de Estados Unidos finalmente no analizó ayer la extensión de la ley de Preferencias Arancelarias Andinas (Atpdea) con lo que desde hoy los productos exportables a ese país deberán pagara arancel.

Pese a que el pasado 23 de diciembre, el Senado norteamericano extendió las preferencias, en definitiva ayer no se resolvió y quedó pendiente su discusión para la próxima semana complicando seriamente el comercio de los países andinos con el gobierno de Barack Obama.

A las 14:20 de ayer, el presidente del Legislativo de EE.UU. suspendió el debate, dejando pendiente el acuerdo, señala el diario El Comercio de Ecuador.

Mientras que un grupo de senadores republicanos, entre los que estaba Dave Camp, rechazó la política comercial del presidente de su país Barack Obama.

“Ha impedido la aprobación de los tratados comerciales con Colombia y Panamá y ha bloqueado la renovación de programas para la región andina y trabajadores”. dijo.

La noticia golpeó con fuerza en Ecuador cuyos representantes empresariales fijaron en US$13.000 millones las pérdidas del país debido a la falta de ley.

El presidente de la Cámara de Comercio Ecuatoriano-Americana, Cristian Espinosa, detalló al mismo diario que "los senadores no tienen la confianza de que el asunto se resuelva en poco tiempo. Ahora nos queda esperar que actúen y que el Gobierno dé un pronunciamiento sobre medidas concretas”.

El presidente Rafael Correa, en tanto, llamó a la calma y manifestó su confianza de que se recupere el Atpdea.

El Atpdea fue renovado tan solo in extremis a finales de diciembre por seis semanas, y vence oficialmente este domingo.

La propuesta de la nueva mayoría republicana en la Cámara de Representantes es prolongarlo hasta el 1 de julio, según el borrador del texto divulgado oficialmente. Sin embargo, esta misma mayoría ahora objeta algunos aspectos.