Washington. El gobierno de Estados Unidos anunció hoy que permitirá a los estadounidenses importar algunos productos fabricados por el pequeño sector privado de Cuba, en una flexibilización del embargo comercial impuesto a la isla hace más de medio siglo.

El Departamento de Estado de EE.UU. informó hoy que permitirá la importación de bienes producidos por "empresarios cubanos independientes", con la excepción de alimentos, productos alimenticios, alcohol y tabaco, productos minerales, químicos, textiles, metales, maquinaria, vehículos, armas y munición.