Wahsington. El Gobierno de Donald Trump está presionando a China para que reduzca su superávit comercial con Estados Unidos en US$100.000 millones, dijo una portavoz de la Casa Blanca este miércoles, aclarando un tuit publicado la semana pasada por el mandatario.

Trump tuiteó el pasado miércoles que se pidió a China que desarrolle un plan para reducir su desequilibrio comercial con Estados Unidos en US$1.000 millones, pero la portavoz dijo que el presidente quería decir US$100.000 millones.

La portavoz de la Casa Blanca declinó a entregar más detalles sobre cómo le gustaría al Gobierno que China logre ese objetivo: si bastaría con mayores compras de productos estadounidenses, como soja o aviones, o si quiere que China haga grandes cambios a sus políticas industriales, reduzca subsidios a empresas estatales o disminuya más la capacidad en acero y aluminio.

La solicitud tuvo lugar en momentos en que el Gobierno de Trump estaría preparando aranceles a las importaciones de hasta US$60.000 millones a tecnologías de la información, firmas de telecomunicaciones y productos de consumo chinos como parte de una investigación estadounidense sobre prácticas chinas en derecho intelectual.

Tampoco está claro si la reducción solicitada de US$100.000 millones contemplaría quejas de Estados Unidos sobre las políticas de inversión chinas que en la práctica mandan a firmas estadounidenses a transferir tecnologías a socios chinos en emprendimientos conjuntos para lograr acceso al mercado.