Washington. El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, dijo este miércoles a un comité del Senado que el Gobierno del presidente Donald Trump planea seguir protegiendo a los productores de biocombustibles del país con acciones comerciales, como la aplicación de aranceles.

El año pasado, Washington aplicó aranceles contra importaciones de biodiésel argentino derivado del aceite de soja y suministros de aceite de palma de Indonesia.

"Es un gran impulso para la industria local de biocombustibles y pretendemos seguir protegiendo a los productores en Estados Unidos y a los procesadores de biocombustibles", declaró Ross en una audiencia del Senado sobre infraestructura.

En días pasados, grupos agrícolas de Estados Unidos enviaron una carta al presidente Trump, instándolo a no debilitar la norma de renovables, que calificaron como un motor crítico para los empleos rurales.

"Cualquier acción que busque debilitar la norma para beneficio de un puñado de refinerías, por extensión, se cargará sobre las espaldas de nuestros agricultores", de acuerdo con la carta.