Washington. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, podría enviar al Congreso el lunes tres demorados pactos de libre comercio con Corea del Sur, Panamá y Colombia, dijo el sábado un alto funcionario gubernamental.

Los acuerdos comerciales esperan la aprobación legislativa desde hace más de cuatro años.

Juntos, los tres acuerdos comerciales incrementarían las exportaciones estadounidenses en unos US$13.000 millones al año, lo que el gobierno estima ayudaría a crear decenas de miles de nuevos puestos de trabajo.

Algunos republicanos calculan que los nuevos empleos podrían ser cientos de miles, mientras que los detractores predicen que se producirán pérdidas de puestos debido a un incremento de las importaciones y al traslado de más fábricas al extranjero.

Obama ha estado aguardando para enviar los acuerdos al Congreso con la esperanza de tener mayores garantías de que un programa conocido como Asistencia de Ajuste Comercial (TAA por sus siglas en inglés de TAA) también será aprobado por la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos.

El Senado, controlado por los demócratas, aprobó recientemente una renovada versión de ese programa, que data de hace medio siglo.

El funcionario, que habló condición de anonimato, dijo que los tratados de comercio serían enviados al Congreso a partir del lunes.

Cada uno de ellos fue firmado durante la presidencia de George W. Bush, y Obama ha trabajado durante el último año para responder a los cuestionamientos de sus camaradas demócratas sobre los pactos.

Un nuevo problema surgió cuando republicanos decididos a recortar el gasto gubernamental se rehusaron a renovar ciertos beneficios del TAA que expiraron a comienzos de año, provocando una disputa con la Casa Blanca y los legisladores demócratas.

Tras la reciente votación en el Senado, el líder de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, instó a Obama a enviar los acuerdos al Congreso y prometió que el TAA se votaría "en tándem" con los pactos comerciales.

Boehner ha señalado que los pactos estarían de regreso sobre el escritorio de Obama para que el presidente los promulgue con su firma a mediados de octubre.