Wahsington. Estados Unidos y China acordaron abandonar sus amenazas arancelarias a miles de millones de dólares en bienes de cada país mientras trabajan en un acuerdo comercial más amplio, dijo este domingo el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin.

"Estamos paralizando la guerra comercial. En este momento hemos acordado poner los aranceles en suspenso mientras tratamos de poner en marcha el marco", dijo Mnuchin en una entrevista de televisión en "Fox News Sunday", en referencia a medidas que se discutieron esta semana para reducir el déficit comercial de Estados Unidos con China.

Este sábado, Pekín y Washington dijeron que seguirían hablando sobre medidas bajo las cuales China importaría más energía y productos agrícolas de Estados Unidos para bajar el déficit comercial anual de US$335.000 millones.

Beijing y Washington estuvieron de acuerdo en que seguirían hablando sobre medidas en virtud de las cuales China importaría más energía y productos agrícolas de Estados Unidos para reducir el déficit comercial.

"Hubo consenso sobre la adopción de medidas efectivas para reducir sustancialmente el déficit comercial en bienes de Estados Unidos con China", dijo el comunicado conjunto.

"Para satisfacer las crecientes necesidades de consumo de los chinos y la necesidad de un desarrollo económico de alta calidad, China aumentará significativamente las compras de bienes y servicios de Estados Unidos", añade.