Montevideo. El embajador de Uruguay en Brasil, Carlos Amorín, informó que las negociaciones que está llevando adelante el canciller uruguayo, Luis Almagro, con su par brasileño en Nueva York (en el marco de la Asamblea General de la ONU) no son las únicas.

El diplomático dijo este viernes a radio Carve que las autoridades uruguayas radicadas en Brasil también están realizando contactos con altos jerarcas de los ministerios de aquel país involucrados en el tema.

Una de las salidas que se están manejando, según Amorín, es que las empresas instaladas en Uruguay que exportan a Brasil puedan tener algún tipo de excepción a la medida que fija una tasa de hasta un 30% a las importaciones de vehículos de extrazona.

Actualmente, este tipo de exoneraciones es exclusivamente para las empresas que están instaladas físicamente en Brasil, pero la idea del gobierno uruguayo es que el gigante del Mercosur haga extensiva esta medida “a las empresas uruguayas que están comprendidas en el acuerdo comercial Uruguay – Brasil”, dijo Amorín.

Por otra parte, el embajador reveló que Uruguay no es el único país que está realizando reclamos a la Justicia brasileña por esta medida proteccionista, sino que son varias las firmas de distintos orígenes que están elevando sus planteos.

El argumento utilizado por los gobiernos y las empresas es que “la medida haya entrado en vigor sin existir antes un período de transición”, explicó Amorín.

La mayoría de las empresas están solicitando a la Justicia brasileña que se suspenda la aplicación de la medida hasta diciembre.