El presidente de Uruguay, José Mujica, se reunirá este jueves con la presidenta argentina Cristina Fernández en Buenos Aires para tratar la problemática causadas por las medidas de Argentina que impiden el ingreso de productos uruguayos a ese mercado.

Ante esto, el embajador argentino en Uruguay, Dante Dovena, dijo que el objetivo de estas medidas es “controlar el ingreso de los productos” pero que las mismas “no están orientadas a Uruguay ni a Brasil ni a ningún país del Mercosur”.

En diálogo con radio El Espectador, el embajador dijo que las disposiciones “no van a afectar la relación comercial, ni la compra y venta normal de productos de importación” entre ambos países.

El gobierno de Fernández decidió extender de 400 a 600 los productos que necesitan licencias de importación no automáticas y los empresarios uruguayos calificaron esas medidas de proteccionistas.

Dovena defendió la decisión del gobierno de Fernández y dijo que este tipo de disposiciones “son normales y no se hace tanta bulla”.

Más temprano en la misma emisora el presidente de la Cámara Industrial de la Vestimenta, Elbio Fuscaldo, dijo que argentina no cumple con los tiempos legales en los cuales debe expedirse sobre las mercaderías que tienen permisos no automáticos.

Fuscaldo comentó que una industria uruguaya de la vestimenta, Tomix, tiene 52.000 prendas “colgadas” sin poder ingresar a Argentina porque el trámite espera resolución desde septiembre. Según la normativa los plazos para expedirse sobre una mercadería van de 30 a 60.

Ante esto, Dovena dijo que “no le constaba” que esta situación estuviera ocurriendo y destacó que entre los gobiernos de Uruguay y Argentina existe “línea directa” de diálogo para resolver este tipo de inconvenientes.

“Escuché las declaraciones de los funcionarios de Uruguay que apuesta al diálogo y es la misma postura que tienen los funcionarios de Argentina. Tenemos una relación excelente entre los dos países y la estamos afianzando mucho. Estamos trabajando todos para la integración”, dijo el diplomático.

Consecuencias en Brasil. Este lunes el portal brasileño de O Globo publicó una nota en la que se indica que la presidenta argentina “ignoró las reglas del Mercosur” y para derribar las barreras contra los productos importados, cada vez más empresas brasileñas se están instalando en Argentina.

A modo de dato, la nota indica que en 2000, 100 compañías de capitales brasileños operaban en Argentina y actualmente son más de 270.

Entre las más renombradas, se destacan Baterías Moura y Vicunha Textil.

“Las empresas desistirán de utilizar a Brasil como base de producción y exportación para Argentina, porque el Mercosur no consigue garantizar la libre circulación de mercaderías”, indica la nota.