"El impacto es bastante fuerte". El responsable de la Comisión Nacional de Energía (CNE), Carlos Kattán, manifestó que la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) comenzó a aplicar el ajuste por combustible ante el incremento al precio del bunker en el mercado internacional.

El Heraldo conoció de fuentes pertenecientes a la ENEE, que sin trascender a la opinión pública, la estatal cobró a partir de junio del presente año 6% de ajuste por combustible, en julio el cobro fue de 6% y en agosto ascendió a 9%.

Según la fuente consultada, para este mes el ajuste sería de casi un 10%, pero las autoridades de la estatal fueron "sensibles ante la situación económica de la población".

El impacto. "Quiero ser enfático, en este momento no hay ningún aumento al precio de las tarifas de la ENEE. El cobro del ajuste por combustible es automático en función del precio internacional del bunker", expresó.

El funcionario expresó que la ENEE aplica este cargo de manera gradual para no afectar el bolsillo de los consumidores. La ENEE no traslada el monto total a los consumidores, pero este ajuste es "bastante fuerte".

El Heraldo conoció de fuentes oficiales que el incremento correspondiente al presente mes representaría unos 27 centavos de lempira por kilovatio hora.

El valor promedio del barril de bunker cotizado durante agosto del presente año en el mercado internacional, superó los US$70. En una casa de habitación promedio en donde se consumen 300 kilovatios hora al mes cancela unos 600 lempiras, el ajuste sería de 9%, que representaría casi 60 lempiras.

La base del ajuste por combustible establecido en el pliego tarifario vigente desde febrero de 2009 es de US$55 por barril del referido carburante.

Cuando el precio del carburante supera este valor en un 5%, la ENEE traslada la diferencia al consumidor final de manera automática. Las anteriores autoridades de la estatal eléctrica advertían desde diciembre de 2009, respecto a la necesidad de trasladar al consumidor final un ajuste proporcional.

La ENEE estima para este año un déficit superior a los 3,500 millones de lempiras. El gerente de la empresa, Roberto Martínez Lozano, manifestó que mantienen conversaciones con la Comisión Nacional de Energía (CNE) para definir cuándo entrará en vigencia este ajuste.