25 empresarios argentinos que participan de una misión comercial en Caracas, en coincidencia con la visita del ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, que selló acuerdos para exportaciones de alimentos por US$180 millones, se mostraron optimistas por el fortalecimiento de la relación entre ambos países.

Jorge Malizzia, de Technoil, empresa que fabrica equipamiento para mediciones de precisión, consideró que “hemos notado una aceleración en los acuerdos bilaterales y en la afinación de los procesos para establecer alianzas con empresas venezolanas”.

Destacó que esta es una oportunidad única para las pymes argentinas de "ingresar en el negocio petrolero de escala mundial, permitiendo a la región un desarrollo con soberanía tecnológica”.

Por su parte, Roberto Domenech, presidente del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA), señaló que “Venezuela es un mercado muy importante para nuestra actividad, ya que constituye el principal destino de las exportaciones de pollo argentinas, con 16 mil toneladas por mes”.

“Hace 5 años que estamos trabajando acá y es un mercado que no para de crecer, con picos de demanda muy altos, porque la carne de pollo es la más importante, con alrededor de 40 kilos per cápita por año, algo similar a lo de nuestro país”, explicó Domenech, y agregó que “además consumen un tipo de pollo grande igual que el nuestro, lo que sin dudas es una ventaja”.

“Estamos firmando acuerdos para los próximos 6 meses, lo que sin duda es una noticia muy positiva”, concluyó.

En tanto, Jorge Arnaudo, Gerente General de Sancor, resaltó también la importancia del mercado venezolano porque "es el principal destino de nuestras exportaciones, fundamentalmente de leche en polvo, y con perspectivas de seguir creciendo porque Venezuela quiere incrementar los volúmenes que nos compra, a través del ministerio de Alimentación".

“Para nosotros es un lugar muy especial porque tuvimos un apoyo clave y queremos acompañar este proceso de integración entre los dos países", finalizó.