La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) expresó su respaldo a la idea de migrar el comercio de exportación e importación de Chile hacia Perú, como definió el gobierno del presidente Evo Morales.

El presidente de la CEPB, Daniel Sánchez, dijo que el empresariado privado boliviano está dispuesto a reorientar toda la carga, aunque consideran que las futuras inversiones que realice el gobierno boliviano para habilitar los puertos del Perú deben correr a cargo del Estado.

Al ser consultado acerca de la inversión por US$10.000 millones que mencionó el presidente Evo Morales como necesaria para habilitar los puertos peruanos de Ilo y Matarani, Sánchez puntualizó que "no es una inversión que la puedan realizar los privados, porque (es un acuerdo) de Estado a Estado".

En opinión de Sánchez "no es una inversión que se está haciendo dentro de territorio boliviano".

Por acuerdo de los presidentes Ollanta Humala y Evo Morales, Perú y Bolivia tienen previsto fortalecer los puertos con importantes inversiones hasta convertir a Ilo -en el sur del Perú- en un "megapuerto" en el Océano Pacífico.

Se buscaría así aprovechar la carretera bioceánica que va de este a oeste, y que también llevará los productos del Brasil, anunció el domingo el presidente Evo Morales.

El mandatario boliviano explicó que la decisión de potenciar -junto con Lima- al puerto de Ilo responde a la necesidad de ponerse a la altura del nivel de exportaciones de Brasil a los puertos de Asia y Europa, de movilizar 209 millones de toneladas por ruta marítima.

El titular de los empresarios privados reconoció que la alternativa de los puertos por Perú va a tardar un poco en desarrollarse, pero hay que iniciarlas "para no vernos perjudicados en el tema del comercio exterior boliviano".

"Los puertos de Arica e Iquique transfieren toda la carga de esos puertos hacia Bolivia. Viven de los ingresos de la mercadería de Bolivia, la que está en tránsito y la que ellos generan por contrabando hacia el país", dijo Sánchez, al señalar como ejemplo al contrabando de autos usados desde Japón.

Respaldó que se debe potenciar la economía de otras regiones que de pronto van a ser mucho más atractivas para ser usadas por los bolivianos, en este caso los puertos peruanos del sur.

"Los puertos que están en manos de los empresarios chilenos tendrán que ver algunas alternativas o prácticamente mejorar sus condiciones de trato hacia el comercio boliviano", manifestó el dirigente del empresariado privado.