Ciudad de México. Empresarios mexicanos elogiaron este lunes la creación del capítulo anticorrupción en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y lo calificaron como una aportación "sin precedentes" en acuerdos de este tipo a nivel internacional.

El capítulo se completó en la sexta ronda de negociaciones del TLCAN, que culminó el 29 de enero en la ciudad canadiense de Montreal, a partir de una propuesta del sector privado mexicano, recordó el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

"Esta es una aportación sin precedentes en tratados comerciales a nivel internacional", expresó el organismo cúpula del sector empresarial mexicano en un comunicado.

"Logramos tipificar los delitos de soborno y enriquecimiento ilícito, así como obligar a los tres gobiernos a establecer medidas eficaces para su prevención y sanción", agregó.

No obstante, el CCE dijo que el siguiente paso en materia interna es redoblar los esfuerzos para construir una sociedad apegada a la ley y culminar las tareas pendientes en el combate a la corrupción.

De acuerdo con el Banco Mundial, México enfrenta un costo anual de hasta nueve puntos porcentuales de su Producto Interno Bruto (PIB) por la corrupción.

De acuerdo con el Banco Mundial, México enfrenta un costo anual de hasta nueve puntos porcentuales de su Producto Interno Bruto (PIB) por la corrupción.

"Por cada 100 pesos (US$5) que producimos en la economía, nueve se pierden en transacciones irregulares de corrupción", dijo el CCE.

Por ello, los empresarios urgieron a consolidar el Sistema Nacional Anticorrupción, un mecanismo que sigue pendiente desde inicios de 2015 y que implica fuertes cambios en el esquema de control del gasto público, que actualmente sufre fugas por distintas vías y es auditado con un año de retraso.

El CCE recordó que hasta la fecha hay nombramientos que siguen pendientes "inexplicablemente", junto con la creación de la Fiscalía General, a la que se pretende dotar de autonomía.

"Es necesario que se pase de las intenciones y los buenos discursos, a las acciones y los compromisos", urgió el CCE.

"Si no lo hacemos, tendremos menos capacidad para atraer inversiones, fomentar nuevos negocios y generar mejores empleos", agregó.

Según una consulta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la corrupción es uno de los tres problemas que más preocupa a los mexicanos.