Representantes de empresas del sector alimentos, farmacéutico e higiene personal firmaron un acuerdo para impulsar la producción nacional.

El documento fue rubricado en el marco de la presentación del Plan de Abastecimiento y Producción Territorial de Productos Esenciales que estuvo a cargo del vicepresidente del Área Económica, Miguel Pérez Abad.

En tal sentido, Nelson Quijada representante del Consorcio Oleaginoso Portuguesa (Coposa); Alejandra Sánchez, de Pfizer; José Luis López, de Procter & Gamble y Wilson Duque, vocero de Papeles de Venezuela (Paveca) suscribieron el documento en el que se comprometen a darle reimpulso a la producción de las empresas que representan.

En el evento estuvieron presente los ministros de Alimentación y de Producción Agrícola, Rodolfo Marco Torres y Wilmar Castro Soteldo. También asistió el Superintendente para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos, William Contreras.

Pérez Abad puntualizó que con este nuevo mecanismo prevén elevar la producción y mejorar eficiencia en los canales de distribución para que los productos lleguen a los consumidores sin intermediarios. Agregó que con la ejecución de este plan en todo el territorio nacional tienen previsto estabilizar la producción y distribución de rubros prioritarios en un lapso de seis meses.

El también ministro de Industrias y Comercio señaló que este plan está dividido en productos esenciales, sistema de precios y estímulos a la producción; y la distribución.

El funcionario explicó que los artículos catalogados como esenciales son los alimentos (pollo, carne, harina de maíz precocida, leche en polvo y pasta alimenticia), los relacionados al sector salud (medicamentos, material medico quirúrgico, medicinas de alto costo ), de higiene (toallas sanitarias, pañales, jabón de tocador y champú), servicios médicos y matriculas escolares.

Reconocimiento de costos. El vicepresidente expresó que el sistema de precios y estímulos a la producción se basa en el reconocimiento de los costos reales que tiene cada sector para producir sus bienes o servicios a fin de que tengan un “margen razonable” de ganancia y que los productos sean comercializados al “precio justo” y proteger así el poder adquisitivo de los ciudadanos.

“Vamos a monitorear constantemente la producción, veremos si alcanzan las cuotas de producción que los privados y públicos han hecho con base en esas nuevas estructuras de costos”, agregó Pérez Abad.

Ajuste de precios. Al ser consultado sobre ajustes de precios, específicamente para el sector alimentos, el ministro Pérez Abad refirió que desde hoy la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) comenzará a publicar las respectivas providencias, pero no explicó a cuáles productos se les modificará el valor de comercialización.

Explicó que en lo sucesivo, el precio de los productos objeto de regulación se ajustará “de acuerdo con las condiciones del mercado”.

Cabe destacar que productos de primera necesidad como la leche (en polvo y pasteurizada) no registran ajuste de precios desde octubre de 2014.

Mientras que la última actualización del precio máximo de venta al público del azúcar y la harina de maíz precocida se realizó en febrero de 2015.

Sistema de distribución. Respecto a la distribución, el vocero del área económica detalló que han identificado fallas y desviaciones de productos.

Resaltó que con la implementación de este plan, la idea es estudiar a fondo toda la cadena de distribución actual (productores e importadores, transporte, almacenamiento, mayoristas, minoristas y puntos de venta) para reducir los costos logísticos “que en algunos casos están por encima de los estándares internacionales”. Sobre este tópico puntualizó que en los próximos días las vicepresidencias de Planificación y de Economía Productiva presentarán el sistema de distribución de productos esenciales.

“El resultado de estas políticas económicas van a tener una alta incidencia en quebrar la tendencia inflacionaria del país(…) No hay nada que nos impida lograr precios de producción altamente eficientes con un sistema de distribución mucho más eficaz y que esto incida en que tengamos un retroceso en los precios especulativos”, acotó el funcionario.

A juicio del Pérez Abad, la contraloría social es fundamental; expresó que en reuniones mantenidas con los Comités Locales de Abastecimiento (Clap) se acordó que “cada mes o dos meses, dependiendo de la dinámica, podamos ofrecer al país los resultados” de este plan.

También informó que a través de las Clap han distribuido 33.000 toneladas de alimentos que han llegado a la mesa de 1.642.000 familias del país, lo que se traduce en más de 6 millones de venezolanos.

Reiteró que estos comités fortalecen las redes de distribución y logran llevar a las familias venezolanas los productos esenciales de manera directa.

Arribo de medicamentos. El vicepresidente del área económica señaló que el día martes recibieron dos millones de unidades de medicamentos, 7% de los fármacos que se requieren en el país para cubrir la demanda, explicó .

Además, señaló que las mencionadas medicinas serán distribuidas a partir del próximo lunes por el 0800-Salud.

Cabe destacar que esta línea telefónica fue un mecanismo implementó el Gobierno para informar a los pacientes sobre la disponibilidad de medicinas en todo el país.