Los empresarios del estado Táchira propusieron al gobierno nacional crear un fondo de US$500 millones para la reactivación del eje fronterizo con Colombia, lo que permitiría una rápida recuperación de las 6.000 plazas de empleo afectadas tras un año de suspensión de las relaciones comerciales.

Aun cuando Fedecámaras no fue convocada a la reunión que sostuvo este viernes el canciller Nicolás Maduro con las fuerzas productivas de la región, el presidente del organismo en Táchira, José Rozo Liscano, señaló que hicieron la propuesta al representante del Ejecutivo durante su visita a la zona.

La propuesta consiste en que la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) cree un fondo de fácil acceso para que las pequeñas y medianas industrias de la zona puedan importar materia prima y bienes de capital que permitan una inmediata recuperación de la producción.

"Este mecanismo permitiría a las empresas acceder rápidamente a los recursos que necesitan", dijo Rozo, quien estima indispensable que se suspendan temporalmente o se disminuyan los trámites exigidos para que las Pymes accedan a las divisas.

A fin de garantizar la transparencia en el uso de las divisas, cree que la asignación debe hacerse directamente al empresario y que solo deben otorgarse para la compra de maquinarias, equipos, repuestos y materia prima.

"Hilos y telas para la industria de la confección, por ejemplo, deben seguir llegando desde Colombia, que está apenas a 10 kilómetros de las fábricas en lugar de traerlos de países a 6.000 kilómetros de distancia. Además, con ello se impulsaría la recuperación del sector transporte, uno de los más afectados por la caída del comercio", afirmó.

El dirigente gremial también sostuvo que es hora de pasar del dicho al hecho, pues aunque los presidentes de ambos países acordaron la reanudación del flujo económico binacional, hasta la fecha no ha habido una verdadera reactivación de las actividades, por lo que reiteró su planteamiento de que se decreten medidas de emergencia que frenen el desempleo y el contrabando.

Planes concretos. Por su parte, Isabel Castillo, presidenta de la Cámara de Comercio e Industria de San Antonio del Táchira, dijo que el canciller Maduro recibió un documento que contiene los planes propuestos por comisiones instaladas durante la administración del gobernador Ronald Blanco La Cruz y que siguen a la espera de respuesta.

Entre las proposiciones figura la implementación de un régimen aduanero especial que regule las ventas minoristas, permitiendo el flujo de mercancía sin trámites aduanales más allá de presentar la factura de compra certificada.

Este sistema haría posible que los venezolanos adquiriesen en Colombia el equivalente a 150 unidades tributarias (Bs.F. 9.750), mientras que los colombianos podrían llevar una suma equiparable a 300 unidades tributarias (Bs.F. 19.500).

"Pedimos que se regule el comercio diario para evitar el desvío de mercancía y el contrabando", dijo Castillo, quien recuerda que la propuesta de régimen especial no contempla los productos de la cesta básica por tratarse de rubros estratégicos para el país.

La vocera señaló que otro de los planes es la ampliación de los puentes internacionales Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander para mejorar el flujo vehicular, que en tiempos de bonanza alcanza los 15.000 autos al día.

También piden la culminación del eje carretero San Antonio-Ureña-Rubio.