Quito. Desde este sábado las exportaciones ecuatorianas nuevamente se beneficiarán de las preferencias arancelarias andinas (Atpdea, en inglés) que otorga Estados Unidos y que exoneran del pago de aranceles para ingresar a ese mercado.

El programa, que beneficia a Ecuador y Colombia por su lucha antidrogas, había expirado el 12 de febrero, pero la legislatura estadounidense aprobó su extensión el mes pasado junto al Tratado de Libre Comercio (TLC) de los colombianos.

La disposición aprobada prevé la entrada en vigencia de las preferencias 15 días después de firmada la ley avalada por el Congreso.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, firmó la ley el 21 de octubre, por lo que las preferencias estarán vigentes a partir de este sábado.

En el caso de Ecuador, el Atpdea exonera de aranceles a 750 productos, entre ellos: flores, piña, madera, mango, café, brócoli, atún. Estos productos se cobijarán del Atpdea hasta el 31 de julio del 2013.

La renovación de Atpdea además contempla el beneficio de la retroactividad, que permitirá a los empresarios solicitar la devolución de los aranceles pagados tras la expiración del Atpdea, es decir, entre el 12 de febrero hasta el 5 de noviembre.

Pero los que podrán reclamar ese reembolso de aranceles ante la Aduana de Estados Unidos deberán ser los mismos importadores americanos que compraron productos de Colombia o Ecuador.

El gobierno ecuatoriano  puso a disposición un sistema de abono tributario como una compensación por la pérdida del Atpdea, sin embargo, nadie lo hizo efectivo hasta principios de octubre. Algunos empresarios prefirieron hacer arreglos con los importadores americanos para que ellos asuman o compartan el pago de aranceles.

Semanas atrás, los exportadores ecuatorianos consideraron que la prórroga del Atpdea daba un ‘respiro’, pero a la vez creían que este era un beneficio ‘a medias’ porque Ecuador, a diferencia de Colombia, no tenía un acuerdo comercial que sustituya las preferencias luego del 2013.

Las Cámaras de la Producción han instado al Gobierno a buscar un acuerdo con Estados Unidos para no mermar los envíos a ese país, que sigue siendo uno de los principales destinos de las exportaciones.

La nueva embajadora de Ecuador en Estados Unidos, Nathalie Cely, ha indicado que uno de sus objetivos será impulsar un acuerdo de comercio a largo plazo con Washington.