Las exportaciones peruanas de minería no metálica ascendieron a US$152,7 millones en el primer trimestre del 2104, lo que significó una caída de 12% respecto a similar periodo del año anterior, informó la gerencia de Servicios e Industrias Extractivas de la Asociación de Exportadores (Adex).

Los envíos de ese subsector llegaron a 75 destinos, siendo el principal Estados Unidos (12% de crecimiento), le sigue Brasil (-33%) y Chile (4%). Otros fueron India, Colombia, Ecuador, México, Bolivia, Argentina, Nueva Zelanda, Puerto Rico y Venezuela.

En total fueron 110 las partidas exportadas. Las dos líderes fueron fosfatos de calcio natural con US$81 millones y una contracción de 19% y las demás placas y baldosas de cerámica con US$22,7 millones y un crecimiento de 6,4%. Ambas concentraron el 53% y 15% de las ventas totales, respectivamente.

Le sigue las demás bombonas y botellas (-98%), cemento portland (-7%), sal desnaturalizada (146%), vidrio de seguridad (5%
Ley de promoción

El presidente del Comité de Minas, Canteras e Industrias Conexas de Adex, Jorge Trelles, indicó que aún no hay respuesta de la Comisión de Energía y Minas del Congreso de la República, respecto a la propuesta de “Ley de Promoción de la Minería No Metálica”, presentada por el gremio hace más de dos años.

"Actualmente la minería no metálica no tiene una ley específica que atienda sus necesidades, esta actividad es regulada por la Ley General de Minería, pese a que existen evidentes diferencias entre la minería tradicional y la minería no metálica, tanto de naturaleza, como de procesos y costos”, manifestó.

En octubre del 2011, Adex presentó el proyecto para que sea revisado por la Comisión de Energía y Minas del parlamento y luego de ser aprobada pueda ser elevada al Pleno para su promulgación.

Destacó la importancia del sector ya que no solo abastece al mercado interno, sino que genera empleo en zonas alejadas en las que aporta al desarrollo de otras actividades industriales y a la dinamización de la economía en diversas regiones del país.

Tendencias. La exportación de ese subsector ha variado en los últimos cinco años con crecimientos y caídas determinados en parte por los mayores y menores envíos de fosfatos de calcio, pero también por las placas y baldosas de cerámica y mármol, travertinos y alabastros.

Es así que en el 2009 cayeron en -16%. En el 2010, 2011 y 2012, se observó un crecimiento progresivo al sumar US$251 millones, US$491 millones y US$721.7 millones, respectivamente. Sin embargo, el 2013 cerró en US$721,2 millones, lo que significó una leve contracción de -0,1%.