El secretario mexicano de Economía, Ildefonso Guajardo, aseguró que el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por su sigla en inglés), que se firmaría en abril próximo, actualizará de "forma automática" el TLCAN, vigente desde 1994 entre México, Estados Unidos y Canadá.

En un encuentro con periodistas en la capital mexicana, el ministro dijo que por considerar el TPP como una "actualización" del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), los tres países omitirán revisar este acuerdo comerciales.

Guajardo explicó que el pacto será profundizado "a través de instrumentos como el TPP, de acuerdos por la competitividad, de la homogeneización de normas" para los sectores productivos, y no vía una renegociación del TLCAN.

En el mismo sentido se pronunciaron desde Washington el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, y su homólogo mexicano, José Antonio Meade, quienes descartaron la posibilidad de "reabrir" el tratado para sumarle aspectos como la reforma energética en México.

De cara a la cumbre de líderes de América del Norte, que se llevará a cabo el próximo 19 de febrero en Toluca de Lerdo, capital del Estado de México, Guajardo dijo que lo más importante en materia económica "es definir las estrategias para mejorar la competitividad" de la región.

Sobre el TPP, comentó que las negociaciones están avanzando a buena velocidad después de la reunión de la Organización Mundial de Comercio en Bali (Indonesia) y estimó que en abril próximo estarían cerrando el acuerdo.

El TPP es un acuerdo de libre comercio firmado en 2005 entre Brunei, Chile, Nueva Zelanda y Singapur, y al que ahora buscan sumarse otros ocho países: Australia, Canadá, Estados Unidos, Japón, Malasia, México, Perú y Vietnam.

El TPP es un acuerdo de libre comercio firmado en 2005 entre Brunei, Chile, Nueva Zelanda y Singapur, y al que ahora buscan sumarse otros ocho países: Australia, Canadá, Estados Unidos, Japón, Malasia, México, Perú y Vietnam.

El ministro explicó que las delegaciones de los doce países están acotando las diferencias en los capítulos en los que estaban más atrasados, entre ellos propiedad intelectual.

En materia de desgravación arancelaria, dijo que ya están sobre la mesa el 80 % de los bienes, pero queda aún lo más complejo. El secretario de Economía señaló que la aspiración es que sean incluidos todos "a plazos" aún por definir.

Respecto al sector energético, señaló que no han entrado en la discusión del tema, dado que México lo tiene "encapsulado" y por ahora no hay una definición sobre ello.

Sobre la actualización del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea (UE), en vigor desde 2000, confió en que hacia fines de 2014 comiencen las negociaciones tras el respaldo expresado en ese sentido por el primer ministro italiano, Enrico Letta, esta semana en México.

Recordó que Italia ocupará la Presidencia de la UE a partir del 1 de julio próximo y que el bloque europeo ya ordenó un estudio de impacto que suele realizar en estos casos y que estará concluido en los próximos meses y a partir de allí toma la decisión de iniciar la negociación.

En el caso del TLC con Panamá, dijo que "es muy importante" concluir la negociación para que ese país pueda incorporarse a la Alianza del Pacífico y destacó que "existen todas las posibilidades de cerrarlo en el primer trimestre" de este año.

El mandato de los presidentes de ambos países "es que nos dejemos de blof (fanfarronear) en la negociación y de que lleguemos a un acuerdo lo más rápido posible", afirmó Guajardo.