Washington. El secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, confirmó este jueves que no aplicará aranceles a los automóviles europeos durante las negociaciones entre Washington y Bruselas.

Un día después del anuncio del presidente estadounidense Donald Trump y el jefe de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, de un pacto para desactivar el conflicto comercial entre Washington y Bruselas, el canal de televisión CNBC preguntó a Mnuchin si la amenaza de aplicar aranceles a los automóviles se suspendía durante las negociaciones, y éste respondió: "Es correcto".

El secretario del Tesoro estadounidens dijo que los primeros pasos de los funcionarios de comercio de Estados Unidos y la Unión Europea serán para resolver diferencias sobre los aranceles del acero y el aluminio y que espera que los acuerdos vayan surgiendo por partes. Además indicó que su país ahora está centrado en sus socios europeos, aunque mantiene diálogos con Pekín en materia comercial.

Mnuchin aseguró que Washington y Bruselas están buscando una solución inmediata a los impuestos al acero y al aluminio.

"El primer problema que vamos a negociar son los aranceles (estadounidenses) sobre el acero y el aluminio y las represalias" (europeas), dijo Mnuchin a CNBC. "El primer paso es resolver estos problemas de inmediato para que no haya aranceles de ninguna de las partes", agregó.

Espera alcanzar acuerdo sobre el TLCAN pronto. Mnuchin dijo que Washington espera alcanzar un "principio de acuerdo" próximamente, en el marco de la renegociación del tratado norteamericano de libre comercio TLCAN con México y Canadá.

"Tenemos esperanza de obtener un principio de acuerdo en un futuro cercano", afirmó a la cadena de televisión estadounidense CNBC. Mnuchin agregó que el presidente estadounidense, Donald Trump, estaba concentrado en un acuerdo y que quería "asegurarse de resolver los problemas", lo que podría darse con "uno o dos acuerdos".