Si se prolonga la proporción de destrucción de pequeñas empresas que cerraron en septiembre, la economía española finalizará el año con un 10% menos de micropymes.

Así lo estimó la Asociación Española de Asesores Fiscales y Gestores Tributarios (Asefiget).

De acuerdo con sus datos, los pequeños comercios están vendiendo en torno a un 35% de lo que vendían hace tres años. Esta caída en las ventas, explica Asefiget, hace que sólo sobrevivan aquellos autónomos que tienen el local en propiedad.

"Quienes, por el contrario, tienen que hacer frente a un alquiler, se encontraron, además, con la suba del IVA, lo que hace, en muchos casos, que la situación sea insostenible", afirmaron desde esa asociación, según despacho de Europa Press.

La Asefiget precisó que lo que "más daño" ocasionó es la promesa "incumplida" del actual Ejecutivo con respecto a la aplicación del IVA neutral, que hubiera permitido no pagar ese impuesto antes de que se cobrara.

En este sentido, los asesores fiscales acusaron al Gobierno de utilizar a las pequeñas empresas "como viveros de votos" por haberles prometido una serie de condiciones que no se cumplieron.