Ciudad de México. El 2016 ha comenzado y con él una serie de cambios para los bolsillos de los mexicanos, por lo que es recomendable estar al tanto de cuáles serán aquellos productos y servicios que incrementaran o bajarán sus precios.

A partir de enero, los precios de las gasolinas y el diésel disminuirán por primera vez en la historia reciente del país como resultado de la reforma energética y del esquema de precios de los combustibles aprobado por el Congreso de la Unión, informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

El precio de la gasolina magna será de 13.16 pesos por litro (menor al precio de este año en 41 centavos por litro), en tanto que el de Premium costará 13.98 (una disminución de 40 centavos), y en el caso del diésel, de 13.77 (menor en 43 centavos).

Las comisiones que cobrarán las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores) por el manejo del ahorro para el retiro de los mexicanos continuarán su tendencia a la baja y serán menores a las cobradas este año, que son de 1.11% el promedio del sistema.

Las tarifas eléctricas que pagan los hogares con bajo consumo de electricidad disminuirán 2.0% y se mantendrán en ese nivel durante todo el año. La SHCP afirma que el ajuste beneficia a más de 33 millones de hogares que percibirán un menor costo en su recibo de electricidad.

El gas Licuado de Petróleo (LP) en el Distrito Federal y en algunos municipios de los estados de México e Hidalgo costará 14.53 pesos por kilogramo, lo que implica un aumento de 39 centavos respecto al precio que se mantuvo durante el año que terminó.