Choo Jong Youn, embajador de Corea del Sur, ha indicado que difundir los beneficios del TCL de su país con Colombia traería múltiples ventajas, sin embargo, el diplomático afirma que el país y en especial los sectores involucrados –como el agrario– no están lo suficientemente informados sobre los verdaderos alcances del TLC con esta nación asiática.

“Hasta el momento, la inversión de Corea del Sur en América Latina es de US$3.000 millones, pero en Colombia se invierten solo US$150 millones, es decir, el 0,3%; un rubro muy pequeño que tendrá posibilidades de incrementarse tras la entrada en vigor del TLC”, afirmó el funcionario surcoreano, quien agregó que Colombia es el tercer mercado de la región, después de Brasil y México.

Dichas declaraciones fueron realizadas durante la conferencia inaugural de la Semana Internacional de Corea del Sur, organizada por la Dirección de Relaciones Exteriores (DRE) de la Universidad Nacional de Colombia. Esta iniciativa se adelantará en diferentes espacios del campus universitario de la Sede Bogotá hasta el viernes 30 de mayo.

Durante su intervención, el embajador Choo Jong Youn dijo que la fórmula aplicada por su país para alcanzar los extraordinarios niveles de desarrollo con los que cuenta en la actualidad se basó en tres elementos: industrialización, internacionalización y democratización.

Asimismo, destacó que la decimoquinta economía mundial (Corea del Sur) ha experimentado un espectacular crecimiento en apenas 30 años. “La historia de la economía surcoreana de las últimas décadas, en particular desde los años sesenta, es considerada una de las experiencias de crecimiento más aceleradas del mundo”.

Aludiendo a los trabajos de investigación realizados por expertos de la economía asiática, Choo Jong Youn mencionó que a Corea del Sur le tomó once años (entre 1966 y 1977) duplicar el PIB per cápita, mientras que Japón necesitó 34 años, Estados Unidos 47 y Gran Bretaña 58.

Para que este desarrollo se concretara en lo que hoy es conocido como uno de los “milagros” económicos de la región, el embajador enumeró el liderazgo gubernamental, la educación (en la que invierten el 7% del PIB), el talento humano, la inversión en tecnología (cercana al 4%), la inversión extranjera y las relaciones internacionales adelantadas durante estos años.

“La historia de Corea del Sur, como la de Colombia, no ha sido fácil, ambas naciones han tenido que afrontar intensos conflictos que han retrasado el salto definitivo hacia el desarrollo pleno, pero pensamos que nuestra experiencia puede servir de ejemplo a los colombianos”.

Al finalizar su intervención, el diplomático de Corea del Sur destacó el papel que juega la Universidad Nacional en la estrategia de cooperación económica y cultural entre los dos países. “La U.N. tiene una de las comunidades universitarias con mayor talento de Latinoamérica”, dijo el funcionario, quien visitó la Institución por novena vez.

La Semana de Corea del Sur se realizará hasta el 30 de mayo y contará con una exposición fotográfica en el vestíbulo de la Biblioteca del Edificio Carlos Sarmiento Angulo, de la Facultad de Ingeniería. También se presentará una muestra de cine surcoreano, así como una exhibición y prueba de vestidos tradicionales de la cultura de ese país.