Santiago. Las exportaciones chilenas subieron un 17% durante el segundo trimestre de 2018 y totalizaron US$19.345 millones y Asia fue el principal destino con un 53,3% de los envíos, donde China fue el principal receptor, informó el Banco Central de Chile.

Sobre las importaciones chilenas totales este periodo, lograron US$18.479 millones, lo que significó un incremento de 19,4% en relación al segundo trimestre de 2017.

Los envíos chilenos a Asia lograron US$10.319,2 millones, un 25,7% más que en los mismos meses de 2017, y China fue el país que más incrementó las compras con US$6.487,8 millones comercializados y un ascenso de 59% respecto al año pasado.

En tanto, del total de las exportaciones del país sudamericano en el segundo trimestre de 2018, América recibió 29,9%, lo que representó US$5.778,2 millones, donde destacó la contribución de Estados Unidos que comercializó US$2.560,3 millones.

Los principales productos que contribuyeron al aumento de las exportaciones fueron cátodos de cobre refinado y concentrado de cobre, con incrementos de US$1.001 millones y US$492 millones.

De igual forma, Europa acaparó 17,3% de las exportaciones chilenas, lo que en dinero representó US$3.009 millones.

Minería fue el sector que registró el mayor incremento de los envíos, con un alza de 19,5%, seguido por la industria, con un alza de 15,7%.

Los principales productos que contribuyeron al aumento de las exportaciones fueron cátodos de cobre refinado y concentrado de cobre, con incrementos de US$1.001 millones y US$492 millones, respectivamente.

Sobre las importaciones, el Banco Central chileno detalló que se registraron incrementos de todas las zonas y destacaron, a nivel de país, las contribuciones de Estados Unidos, Brasil y China.

Los sectores que contribuyeron al crecimiento de las importaciones fueron agricultura, fruticultura, ganadería, silvicultura y pesca con un 41%, y alcanzó US$315 millones.

De igual forma le siguieron minería, con un 31,4%, que totalizó US$1.461 millones, y la industria, con un 18,1%, hasta los US$16.703 millones.

En las importaciones destacó, en términos de contribución, la internación de gas oil y diesel oil (petróleo diésel), con un alza de US$425 millones, seguida por petróleo crudo y automóviles, que aumentaron en US$298 millones y US$265 millones, respectivamente.