A cuatro años del Tratado de Libre Comercio entre Chile y China, se puede notar un importante aumento del intercambio comercial entre ambas naciones. De hecho las exportaciones a China tras el acuerdo crecieron a una tasa promedio de 32,6% anual, mientras que la importaciones un 13,7%.

En aquellos países con los que la nación andina no tiene acuerdo, el intercambio presenta un flujo de 6,1% en exportaciones y 19,1% en importaciones respectivamente.

De acuerdo al informe “Evaluación de los cuatro años de entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio entre Chile y China”, elaborado por la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), actualmente el 95% de los bienes chilenos ingresan con arancel cero a China.

Dentro de los productos chilenos a los que la nación asiática otorgó desgravación inmediata y a 5 años -y que se han visto beneficiados con el TLC- destacan el cobre y otros minerales, hortalizas, aceites de pescados, carnes de ave, cerezas frescas, duraznos frescos y nectarines frescos, tableros de maderas, salmón ahumado, quesos, duraznos en conserva, chocolates y pasta de tomate.

Respecto a las exportaciones, durante el 2007 los envíos dirigidos hacia China crecieron un 98,3%, superando ampliamente el crecimiento registrado el 2006, que alcanzó 14,8%.

El 2008 en tanto, los envíos a este país disminuyeron 2,5% y el 2009 por su parte, las exportaciones crecieron 20,6%, permitiendo compensar, en alguna medida, la baja de las exportaciones de Chile al mundo.

Al primer semestre de 2010 las exportaciones al gigante asiático aumentaron 65%, mientras las exportaciones de Chile al mundo aumentaron solo un 43% comparado con el ejercicio anterior.

 Las importaciones provenientes de China -que venían creciendo a una tasa promedio anual de 37,5% en los tres últimos años previos al TLC-, crecieron un 40% el 2007 y un 39,2% el 2008, transformando a China en el segundo proveedor de la nación andina.

Como dato importante cabe consigfnar que Chile fue el primer país del mundo que suscribió un Tratado de Libre Comercio (TLC) con China de manera individual.