La Paz. Las exportaciones de Bolivia registraron un crecimiento interanual de 23% en los primeros cinco meses del 2012, en línea con la proyección gubernamental de superar este año por primera vez el valor de los US$10.000 millones.

El estatal Instituto Nacional de Estadística (INE) dijo este lunes que las ventas al extranjero sumaron US$4.114 millones en el período enero-mayo de este año, frente a los US$3.344 millones de similar período del 2011.

En ambos casos, como sucede desde hace casi una década, el bombeo de gas a Argentina y Brasil aportó casi la mitad del total, con un crecimiento tanto en volumen como en valor que compensó la caída de los minerales, el segundo sector exportador del país.

El valor de las ventas de gas trepó un 54% -de US$1.328 millones en los cinco primeros meses del 2011 a US$2.042 millones este año- producto de los altos precios internacionales del fluido y de un aumento del bombeo.

Mientras las exportaciones de gas a Brasil se mantuvieron entre 25 y 30 millones de metros cúbicos diarios (mmcd) en los cinco primeros meses, las destinadas a Argentina crecieron a partir de mayo a entre 10 y 13 mmcd, el doble de lo que ese país recibía hace un año.

Los minerales, principalmente plata, zinc, estaño y plomo, cayeron casi un 5,0%, de 1.396 a 1.343 millones, como consecuencia de un descenso generalizado de los precios mundiales.

El balance minero incluía tanto concentrados como metales refinados, cuya participación en el paquete exportador boliviano cayó en los cinco primeros meses a 32,65%, desde un 42% un año antes.

El reporte oficial agregó que el superávit comercial creció en mayo por tercer mes consecutivo, luego de más de un año de caída, para acumular en los cinco primeros meses US$891 millones, un 27% más que en igual período del 2011.

Las exportaciones bolivianas alcanzaron un récord histórico de US$9.109 millones en el 2011, entonces con un alza del 29% sobre el año anterior.