Lima. Las exportaciones peruanas a Estados Unidos crecieron 30% y las no tradicionales agropecuarias en 161.1%, tras ocho años de la entrada en vigencia el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre ambos países, destacó hoy la Sociedad de Comercio Exterior del Perú (ComexPerú).

El referido acuerdo comercial entró en vigencia el 1 de febrero de 2009.

“No obstante al principio de las negociaciones, sectores contrarios a la liberalización de la economía pretendieron hacer creer que este acuerdo suponía un retroceso para el comercio y el bienestar de la población, los resultados muestran lo contrario”, señaló.

Indicó que este TLC ha sido una pieza clave para el despegue de las exportaciones peruanas y así lo confirman las cifras.

Entre 2009 y 2016, los envíos del Perú al mercado estadounidense crecieron a una tasa promedio anual de 3.8%, con lo que este se posicionó como el segundo destino más importante para las exportaciones peruanas en 2016, al concentrar un 22% del total.

Entre 2009 y 2016, los envíos del Perú al mercado estadounidense crecieron a una tasa promedio anual de 3.8%, con lo que este se posicionó como el segundo destino más importante para las exportaciones peruanas en 2016, al concentrar un 22% del total.

“Más aún, en dicho periodo, Estados Unidos se ha convertido indiscutiblemente en el socio comercial más relevante para nuestras exportaciones no tradicionales, que incorporan un mayor valor agregado y generan más empleo”, subrayó.

Precisó que las exportaciones no tradicionales registraron un crecimiento acumulado del 97%, al pasar de 1,568 millones de dólares en 2009 a 3,090 millones de dólares en 2016, lo que equivale a una tasa de crecimiento anual del 10.2%.

Entre estas exportaciones, las del sector agropecuario se han destacado sobremanera: representan un 49% de las exportaciones no tradicionales destinadas a ese país y han logrado mantener un crecimiento sostenido.

Pasaron de tan solo 580 millones en 2009 a 1,541 millones de dólares en 2016, con una tasa de crecimiento anual del 14.7%, por encima de la registrada por las no tradicionales.

“Esto significó un incremento acumulado del 161.1%, lo que rebate las posturas absurdas de unos cuantos acerca de que el TLC acabaría con el sector agrícola en nuestro país”, indicó.

Por otro lado, el TLC permitió que miles de empresas peruanas accedieran a una mayor tecnología para mejorar su productividad y a menores costos.

“Tan solo en sus dos primeros años de vigencia, el monto pagado por aranceles disminuyó un 47% para nuestras importaciones. Además, en 2008 —antes de la entrada en vigencia del acuerdo—, exportábamos 2,101 partidas, y a 2016 estas suman un total de 2,376, de las cuales 2,322 pertenecen al sector no tradicional”, señaló.

Así, un 14.3% de las importaciones de bienes de capital para la industria provienen de Estados Unidos y, gracias al TLC, ingresan a nuestro país libres de aranceles.

“De la misma manera, un 21.3% de las importaciones de bienes de capital para la agricultura provienen de ese país, las que entre 2009 y 2016 pasaron de 14.8 millones de dólares a 42.7 millones de dólares, lo que supuso un crecimiento del 189.5%”, precisó.

Igualmente, las importaciones de materias primas desde EE.UU. registraron un importante crecimiento entre 2009 y 2016; las materias primas para la industria pasaron de 1,617 millones a 2,284 millones de dólares, con una tasa acumulada de crecimiento del 41.7%.

Además, las importaciones de materias primas para la agricultura crecieron un 56.3%, al pasar de 186 millones a 291 millones de dólares.

“Las cifras nos muestran que los temores que se tenían sobre este acuerdo con uno de nuestros principales socios comerciales eran inventos sin fundamento. El TLC ha resultado más que beneficioso para nuestro comercio exterior, y nuestra economía en general” afirmó ComexPerú.

A través de este, las empresas peruanas pueden colocar sus productos con mayores preferencias y, por ende, ser más competitivos en uno de los principales mercados del mundo. Su crecimiento ha sido innegable.

Asimismo, las empresas han hecho importantes ahorros al traer tecnología y equipos, que se traducen en mejores precios para los consumidores finales nacionales.

En ese sentido, el gremio empresarial dijo que el trabajo que lideró el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur), al frente de otras 28 instituciones públicas, ha traído resultados positivos para nuestro país.

“Una vez más, las cifras demuestran que la apertura comercial beneficia a nuestra economía. El TLC es una prueba de ello” subrayó.

Asimismo, ComexPerú espera que pronto se inicien las negociaciones con la India, el cierre lo antes posible de las negociaciones con Turquía, y seguir abriendo mercados.

“Marruecos, Rusia, Emiratos Árabes Unidos, Vietnam, el Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo (CCEAG), entre otros, representan grandes oportunidades”, puntualizó.