Las solicitudes de exportación de bienes uruguayos crecieron 29,3% en marzo respecto a igual mes del año anterior, de acuerdo a los datos del Instituto Uruguay XXI en base a información de Aduanas.

En ese período, se comercializaron US$813 millones lo que significa US$184 millones más que el año anterior.

En el primer trimestre del año las ventas al exterior crecieron 18,2% y ascendieron a US$2.002 millones, según los datos publicados este lunes.

Por su parte, la economía uruguaya importó bienes por un total de US$736 millones en marzo, lo que significa 6,8% más que en igual período de 2011.

El crecimiento es inferior al registrado en el tercer mes del año pasado, cuando las compras al exterior se habían expandido 19,4% respecto al 2010. Las importaciones de bienes ascendieron a US$1.966 millones en los primeros tres meses del año lo que significa un crecimiento de 1,4%.

En la consideración por destinos, Brasil continuó al frente como el mayor mercado para los productos uruguayos al demandar 20,6% del total exportado por el país en el primer trimestre.

Las ventas a ese destino ascendieron a 412 millones y registraron un incremento de 11,3%. En segundo lugar se situó la Zona Franca de Nueva Palmira con US$234 millones y una participación de 11,7%.

Las ventas a ese exclave aumentaron 172,7% en el trimestre. En tanto, la demanda argentina de bienes uruguayos se contrajo 0,8% entre enero y marzo, en un contexto de trabas crecientes impuestas por el gobierno de Cristina Fernández a la importación de bienes sin discriminación de orígenes.

Las compras argentinas totalizaron US$121 millones al comienzo del año y significaron 6% del total comerciado por Uruguay.

Otros destinos que bajaron sus compras en el trimestre fueron la Federación Rusa (-12,7%), China (-5,3%), España (-24,7%) y México (-8,8%).

Con una participación de 13,7% en el total de ventas, la carne bovina congelada continuó siendo el producto más exportado por el país.

Entre enero y marzo se comercializaron US$274 millones fuera de fronteras, lo que significó un crecimiento interanual de 11,2%.

Le siguieron en importancia el trigo (US$226 millones, con un crecimiento de 69,1%), el arroz (US$128 millones, +98,5%) y la madera en bruto (US$85 millones, +16,9%).