México exportó productos por US$31.485 millones en abril, lo que representó un alza de 3,6% frente al mismo mes del año pasado y extendió por seis meses seguidos crecimientos interanuales de en este indicador, informó el Inegi.

El resultado fue, sin embargo, la tasa de crecimiento más pequeña en esa racha, mostrando una desaceleración que también se reflejó con una caída de 2,6% en las exportaciones de abril en comparación con el mes previo, marzo del 2017, usando cifras ajustadas por estacionalidad, que neutralizan factores como el número de días, fines de semana o días festivos. A tasas anuales, las exportaciones petroleras se incrementaron 26,9% y las no petroleras subieron 2,6%. Al interior de estas últimas, las agropecuarias escalaron 5%; las extractivas, 49,9%, y las manufactureras, 1,9%.

El Banco de México expuso que el gradual fortalecimiento de la actividad económica a nivel global en general y, en particular, de la producción industrial y del comercio exterior de Estados Unidos, aunado a la depreciación del tipo de cambio real, contribuyeron a que las exportaciones manufactureras de México siguieran recuperándose en el primer trimestre, después de la tendencia negativa que exhibieron durante el 2015 y principios del 2016.

El valor de las exportaciones petroleras mexicanas fue de US$1.682 millones en abril del 2017. Este monto se integró por US$1.330 millones de ventas de petróleo crudo y por 352 millones de exportaciones de otros productos petroleros.

En ese mes, el precio promedio de la mezcla mexicana de crudo de exportación se situó en 43.59 dólares por barril, cifra mayor en 11.31 dólares en comparación con la de abril del 2016. En cuanto al volumen de crudo exportado, éste se ubicó en el mes de referencia en 1.017 millones de barriles diarios, nivel inferior al de 1.081 millones de barriles diarios de abril del 2016.

Los incrementos más importantes se observaron en las exportaciones de alimentos, bebidas y tabaco (8,4%), de equipos y aparatos eléctricos y electrónicos (7,6%), maquinaria y equipo especial para industrias diversas (5,2%) y productos automotrices (1,5%). “Pese a la alta incertidumbre en torno a la relación comercial y migratoria entre México y Estados Unidos en los primeros meses del año, variables como el consumo interno y las exportaciones, la inversión extranjera directa, así como el tipo de cambio, mostraron resistencia”, opinó Mariana Ramírez, analista de Ve por Más.

El valor de las importaciones de mercancías en abril de este año fue de US$30.868 millones, una disminución anual de 5%, con lo que México tuvo un superávit comercial de US$617 millones.