Lima. Las exportaciones iniciaron con buen pie el año y el avance de los envíos al exterior encierran la expectativa de que en el 2018 continuará creciendo dentro del patrón de recuperación que se inició en la segunda mitad del 2016, señaló la Asociación de Exportadores (Adex).

El presidente del gremio, Juan Varilias, refirió que las exportaciones en enero sumaron US$3.909 millones, lo que representó un incremento de 20,3% respecto a enero del año pasado, por los mayores despachos de cobre, el mejor precio del oro y el buen desempeño de la agroindustria.

Juan Varilias refirió que esa tasa (20,3%), encierra la expectativa de que éste año continuará creciendo dentro del patrón de recuperación que se inició desde la segunda mitad del 2016.

“Si bien es cierto que un mes no es suficiente base para estimar el comportamiento del año, si es útil para confirmar la tendencia. En ese sentido, el mes arroja tasas altas (más de 15%), tanto en las tradicionales como en las no tradicionales”, dijo.

Adicionalmente –expresó- hay evidencias para pensar que se está frente a un mejor crecimiento que el del año pasado "y usamos el adjetivo mejor porque ya no dependemos solo de un sector o de un producto (como el cobre) sino que vemos a una agroindustria que crece 25,5%, una metalmecánica que da un salto de 36,7%, los textiles 12,1% y las confecciones 9,1% dejando atrás uno de sus peores momentos".

“Esos sectores están recuperándose, pero nos preocupa aún la minería no metálica y las maderas que están a la espera de reformas estructurales profundas para poder crecer conforme a la inmensa riqueza que poseen”, puntualizó.

Los mercados más importantes de los envíos primarios fueron China, Estados Unidos, Corea del Sur, Japón y Suiza que concentraron el 66,4% del total.

Buen inicio de año. Los envíos tradicionales (US$2.791 millones) crecieron 22,4% y representaron el 77,3% del total. La minería (US$2.294 millones) tuvo un buen comportamiento (32,3%) y sus principales productos, cobre, oro y cinc, concentraron el 71% del total.

Le siguió el petróleo y gas natural (US$438,8 millones), el agro (US$46,9 millones) y la pesca (US$10,6 millones). Estas dos últimas actividades cayeron 9,3% y 94,7%, respectivamente.

Los mercados más importantes de los envíos primarios fueron China, EE.UU., Corea del Sur, Japón y Suiza que concentraron el 66,4% del total.

Otros que destacaron fueron India, Alemania, España, Brasil y Panamá. El que sorprendió por su alza fue Corea del Sur (317,3%) por su demanda de cobre, cinc, plomo y gas natural).

No tradicionales. Los envíos no tradicionales sumaron US$1.117 millones, logrando un crecimiento de 15,5%.

Se observa que los subsectores industriales cerraron en azul, pero el problema persiste con las actividades extractivas como la pesca, minería no metálica y maderas que cerraron en rojo.

El subsector más significativo fue la agroindustria (US$580,9 millones).

Sus principales productos fueron la uva, mango, espárragos y arándanos. La uva (variación de 61%) fue demandada por EE.UU., Hong Kong, Países Bajos, China y México.

El subsector químico (US$115,6 millones) fue el segundo más importante de las exportaciones con valor agregado. Presentó un incremento de 16,4% y sus partidas más relevantes el propileno, óxido de cinc, lacas colorantes, alcohol etílico e hidróxido de sodio.

Le siguió la siderometalurgia (US$99,4 millones) con un alza de 4,1%. Despachó principalmente cinc sin alear, alambres de cobre y plata en bruto aleada.

La pesca para el Consumo Humano Directo (US$87,8 millones) se contrajo 5,6%. Los filetes y carne de pescado congelado, pota congelada, colas de langostino y conchas de abanico fueron parte de su portafolio.

Las confecciones (US$70,4 millones) crecieron 9%, la minería no metálica (US$46,7 millones) cayó 1,3%, la metal mecánica creció 36,6%, el rubro varios se contrajo 4,3%, los textiles crecieron 2,1% y la industria maderera cerró en rojo (-10,9%).

EE.UU. (US$393,5 millones) se mantiene como el mercado más relevante para la oferta peruana con valor agregado (participación de 35,2%) y presentó una variación positiva de 22,8%.

Le siguieron Países Bajos, Ecuador, Chile, Colombia, España, Bolivia, Brasil, Hong Kong, Bélgica   otros.