Quito. La delegación ecuatoriana encargada de la negociación comercial con la Unión Europea (UE) viajará el próximo viernes a Bruselas (Bélgica), para una reunión técnica, en la cual intentará despejar las dudas con respecto a los temas ‘sensibles’ de orden jurídico (compras públicas y servicios) que registra Ecuador, con el fin de retomar las negociaciones para un Acuerdo de Comercio para el Desarrollo (ACD), suspendidas en el 2009.

A la cita acudirán el viceministro de Comercio Exterior, Francisco Rivadeneira, y el embajador Mentor Villagómez, jefe del equipo negociador.

El anuncio de la reunión en Bruselas fue realizado ayer por los representantes de los exportadores de banano, camarón y cacao, quienes esperan que dicha reunión sea la pauta para arrancar con las negociaciones y la posterior firma del acuerdo comercial.

José Antonio Camposano, presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura, indicó que este acuerdo es importante para las exportaciones ecuatorianas, ya que la UE representa el principal mercado para el banano, cacao y camarón.

“Debemos puntualizar que la UE no es un mercado único, sino que son 27 países que lo conforman, con la posibilidad de que se puedan unir Ucrania y Montenegro, con ellos se suman 29 mercados a los que el país dejaría de exportar si no se firma el acuerdo comercial”, indicó Camposano.

Explicó que actualmente Ecuador deja de pagar US$218 millones por preferencias arancelarias, pero en el caso de no firmar el acuerdo desde el 2014 perdería ese beneficio.

Agregó que el sector camaronero exporta anualmente US$450 millones a la UE, es decir, el 53% de sus ventas es dirigido a ese mercado, por ello brinda todo su apoyo al Gobierno para que se realicen las rondas de negocios y posterior firma del acuerdo comercial.

Camposano aseguró que según información proporcionada por un comisionado de la UE, Ecuador podría contar con el acuerdo en abril o mayo del próximo año, siempre que no se presenten trabas en las conversaciones.

Para el presidente de la Asociación de Exportadores de Banano (AEBE), Eduardo Ledesma, la urgencia del acuerdo es importante para que el país no quede en desventaja frente a Colombia, su principal competidor, que tiene firmados convenios con la UE, Canadá, Suiza y tres países más; en los dos últimos casos con cero arancel.

Según Ledesma, el impacto económico de no darse la firma implicaría que anualmente se dejen de exportar 110 millones de cajas de banano, es decir unos US$700 millones.

“Sabemos que las negociaciones van por buen camino, pero también el país debe comenzar a buscar otros mercados para colocar los productos de exportación. Existen países como Canadá, Turquía y China donde también podremos llegar si se logran firmar convenios con ellos”, sostuvo Ledesma.

En tanto, para Xavier Elizalde Romero, director ejecutivo de Anecacao, el mercado europeo para este sector representa el 40% de sus exportaciones, es decir, US$200 millones.

Aseguró que el sector busca un acuerdo que sea beneficioso para el país y que apoyará totalmente las negociaciones, las cuales espera que se inicien lo más rápido posible.

El viceministro de Pesca y Acuacultura (e), Iván Prieto Bowen, se reunió ayer con representantes del sector pesquero para aprobar nuevas medidas de ordenamiento como la construcción de embarcaciones.

En la cita también se analizó el borrador del acuerdo ministerial que limitará el crecimiento de las flotas pesqueras industriales y artesanales.