Lima, Andina. La Sociedad de Comercio Exterior del Perú (ComexPerú) señaló este lunes que una vez implementado el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Perú y Japón, los exportadores nacionales competirán en igualdad de condiciones con otros proveedores latinoamericanos, como los México y Chile, cuyos TLC con Japón están vigentes desde los años 2005 y 2007, respectivamente.

“De entrar en vigencia rápidamente este acuerdo podría contribuir a que las ventas peruanas a este destino no se vean tan afectadas por la contracción económica fruto del terremoto que asoló tierras japonesas este año”, manifestó.

Indicó que Japón es un interesante mercado para los alimentos peruanos pues el ratio de consumo de pescado en ese país es uno de los más altos del mundo.

“Los japoneses gastan la mayor parte de sus ingresos en alimentos en comparación a los estadounidenses pues lo que buscan es tener una dieta variada y de alta calidad”, dijo Comex.

Indicó que Japón es una plaza ideal para los productos pesqueros y agrícolas peruanos, como calamares, potas, anguilas, caballa, pulpos o anchoas en conserva, así como espárragos, aceitunas, paltas, cebollas, camu camu y lúcuma.

Subrayó que el acuerdo facilitará el acceso de estos productos que aún enfrentan relativamente altos aranceles, como las frutas y vegetales que tienen 12,2%, pero el máximo llega a 415%.

Agregó que el año pasado Japón fue el quinto socio comercial de Perú, al registrar exportaciones por US$1.791 millones, mientras que las importaciones fueron de US$1.377 millones.

Entre los principales productos que Perú exporta a Japón están minerales y concentrados de cobre y, en menor medida, harina de pescado, otros minerales, gasolina, café y calamar y pota congelados.

Asimismo, las principales importaciones desde Japón se concentran en vehículos particulares y de carga, aceite diesel 2, productos laminados de hierro o acero, partes de impresoras y fotocopiadoras, palas cargadoras, y cámaras de fotos y vídeo.