Ciudad de México. Un exitoso resultado de la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) impulsaría la expansión económica de México, Estados Unidos y Canadá y podría impulsar un aumento del comercio —de por sí dinámico entre los tres países— de 4%, estimó el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En dos análisis separados, sus expertos detallan que este escenario simulado, supone la eliminación de todas las tarifas entre los tres países, un aumento de 1% en la eficiencia comercial; la reducción de 25% de las ineficiencias del comercio de servicios y una reducción en las categorías para establecer el contenido de las reglas de origen.

En las conclusiones a la revisión anual de expertos del Fondo para Estados Unidos, conforme marca el Artículo IV del Convenio Constitutivo, los expertos del FMI presentaron un análisis especial sobre “el impacto de una exitosa renegociación del TLCAN”. Ahí, detallaron que la conclusión exitosa del mismo motivaría un cambio en la composición de la producción de los tres países.

“Los sectores textil y de confección serían áreas de crecimiento en México; las prendas de vestir y los vehículos de motor serían los ganadores netos en Canadá, mientras que los productos lácteos y textiles se expandirían en Estados Unidos y la producción de autopartes, aumentaría en los tres países”.

“Los sectores textil y de confección serían áreas de crecimiento en México; las prendas de vestir y los vehículos de motor serían los ganadores netos en Canadá, mientras que los productos lácteos y textiles se expandirían en Estados Unidos".

En la revisión anual a la que tiene derecho Canadá, conforme al mismo convenio, consignan que un acuerdo exitoso en el TLCAN va a mejorar aún más las oportunidades comerciales y promoverá la competencia.

Y advirtieron que “debería alcanzarse en un marco de tiempo razonable”, que no cuantifican.

Como suele suceder en estos reportes, el FMI presenta sus conclusiones y recomendaciones a las autoridades de los países y divulgan en el mismo informe la respuesta de los países. En el caso de las conclusiones para Estados Unidos, las autoridades financieras de aquel país afirmaron que “mantienen el objetivo de modernizar el TLCAN y reequilibrar el comercio con México y para el sector automotriz”.

Y dejaron por escrito que en Estados Unidos todavía “esperaban que se concluya la negociación favorablemente antes de terminar el año”.

En autos, impacto directo en México. En el análisis para Estados Unidos, los estrategas del Fondo detallaron que, al imponer reglas de origen más estrictas en el sector automotor, disminuiría la exportación de piezas de automóviles a Canadá y México, lo mismo que las importaciones de vehículos desde Estados Unidos.

Consignaron que, de avanzar esta posibilidad, la industria automotriz de México sería la más afectada.

Por otro lado, en la conferencia telefónica donde presentaron las conclusiones para Canadá, el subdirector del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Cheng Hoon Lim, admitió “una ansiedad alta y preocupación sobre el futuro del TLCAN, y la evolución de los impuestos corporativos internacionales que se están aplicando”.