La Asociación de Productores de Frutas de Chile (Fedefruta) proyectó este lunes que cerrará este 2010 con retornos por sus exportaciones del orden de los US$3.058 millones, 5% más que en 2009.

La cifra no entuasiasma a sus directivos, que reclaman que el sector no ha sido capaz de igualar las 2,4 millones de toneladas de fruta fresca exportada en 200, cuando los retornos ascendieron a US$3.344 millones.

Las proyecciones del gremio son que este año los envíos bordearían las 2.355.000 toneladas, que es 2,3% por debajo de lo registrado en 2009. La caída se debería principalmente a los menores embarques de uva de mesa (-6,2%) y paltas (-39,8%).

Otras frutas que redujeron sus exportaciones son las ciruelas (-21%), peras (-11,3%), kiwis (-4,3%), duraznos (-7,7%), nectarines (-1,8%), almendras (-15,5%) y frambuesas (-25%).

Las frutas que tendrían crecimiento en 2010 frente a 2009 son las manzanas (9,1%), los arándanos (27,3%), cerezas (66%), limones (27%), naranjas (18,1%), nueces (26,4%) y mandarinas (3,3%).

“Esta leve alza de 5% en el valor de nuestras exportaciones, sin embargo, no va a poder ser aprovechada por los productores. En 2009 el valor promedio del dólar rondó los CH$560. Este año el promedio de los primeros nueve meses está en CH$520. Es decir, 7% menos. Peor aún, si comparamos los CH$620 promedio de enero de 2009 y los CH$494 promedio de septiembre, tenemos una caída de 21%, una baja que repercute en nuestros ingresos y que dificulta cubrir los costos”, dijio el presidente de Fedefruta, Antonio Walker.