El gasto del consumidor en Estados Unidos subió con fuerza en diciembre debido a que los hogares compraron vehículos motorizados y una serie de servicios gracias a un alza de los salarios, lo que apunta a una demanda interna sostenida que probablemente deje a la economía en curso a un crecimiento más veloz a comienzos de 2017.

El Departamento de Comercio dijo el lunes que el gasto del consumidor, que responde por más de dos tercios de la actividad económica de Estados Unidos, aumentó un 0,5% tras un avance no revisado de 0,2% en noviembre.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban que el gasto del consumidor subiera un 0,5% el mes pasado. El gasto del consumidor creció un 3,8% en 2016 tras avanzar un 3,5% en 2015.

En tanto, los ingresos personales aumentaron un 0,3% el mes pasado tras subir un 0,1% en noviembre.