Beijing. China reforzará las política existentes y modernizará los procedimientos administrativos para mantener constante el crecimiento del comercio exterior, anunció hoy el gobierno.

La reunión de hoy del Consejo de Estado, presidida por el primer ministro Li Keqiang, se centró en problemas claves relacionados con la implementación de las políticas comerciales y las medidas necesarias para abordarlos.

Tras reconocer el sobresaliente desempeño de la economía en la primera mitad de este año, Li indicó que el lento panorama global y la débil demanda en el extranjero han socavado los esfuerzos para apuntalar el volumen comercial de China. Los crecientes costos de la manufactura nacional también tienen consecuencias para las importaciones y exportaciones de China.

Desde el 2013, el gobierno chino ha emitido una serie de políticas para alentar al continuo crecimiento del comercio exterior y en los últimos años, China ha seguido siendo la mayor nación del mundo en términos de comercio de productos

Pero debido al impacto de la crisis financiera mundial y al vacilante crecimiento global, el crecimiento del comercio exterior de China ha empezado a perder impulso.

Estadísticas de las aduanas chinas indican que en la primera mitad de 2016, el comercio exterior de China ascendió a 11,13 billones de yuanes (US$1,7 billones), una baja anual de 3,3%.

Las exportaciones llegaron a 6,4 billones de yuanes (US$0,98 billones), una baja de 2,1%.

Las importaciones bajaron 4,7% para llegar a 4,73 billones de yuanes (US$0,72 billones), pero el superávit comercial del país subió 5,9% para llegar a 1,67 billones de yuanes (US$0,25 billones).

Li destacó la importancia de abrir más varios sectores a la competencia del mercado. También pidió a los departamentos gubernamentales pertinentes mejorar los esfuerzos por tener una mayor eficiencia en cuanto a facilitar el paso en las aduanas y los canales financieros.

Se introducirán más medidas para asegurar un crecimiento constante en el comercio exterior de China.

Primera, se realizarán ajustes detallados en las políticas existentes para facilitar más el desarrollo del comercio exterior y modernizar más los procedimientos en las puertas de entrada comerciales.

Segunda, se animará a las instituciones financieras a proporcionar más apoyo financiero y crediticio a las empresas con utilidades comerciales sustanciales y el seguro de crédito a la exportación cubrirá un rango más amplio.

Tercera, los procedimientos para el reembolso fiscal para las exportaciones será más eficiente y se reducirán los costos innecesarios en puertos y envíos lo que creará un mercado justo para la competencia.

Cuarta, las políticas se ajustarán aún más para facilitar nuevos tipos de comercio como el comercio electrónico transfronterizo.

Quinta, se alentará aún más la inversión bilateral para impulsar el comercio exterior a través de promover la Iniciativa de la Franja y la Ruta del país y la cooperación internacional en capacidad de producción.

"Actualmente China está muy integrada con la economía mundial y nuestra competitividad internacional mejorará a través de la apertura", dijo Li. "China ha abierto sus puertas al mundo. La puerta no volverá a cerrarse nunca y se abrirá aún más".