Bogotá. El gobierno colombiano anunció una nueva reforma arancelaria para la importación de bienes de capital y materias primas no producidas en Colombia, encaminada a que las empresas colombianas ganen competitividad y puedan llegar con éxito a los mercados tanto interno, como externo.

El anuncio fue hecho por el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados, en el marco de la clausura de la 67 Asamblea Nacional de la ANDI, acto fue encabezado por el presidente Juan Manuel Santos.

El ministro explicó que la nueva reforma arancelaria regirá por un año, a partir de este viernes, y cobija alrededor de 3.300 partidas, las cuales entrarán al país con cero arancel.

“Gracias a la reducción de aranceles, los empresarios nacionales podrán ahorrar US$340 millones”, dijo el ministro Díaz-Granados, “ahorro que se traducirá en mayor competitividad, y en mejores precios para el consumidor final”.

Entre las partidas beneficiadas con la rebaja se cuentan las siguientes materias primas: minerales, aceites, papeles, herbicidas, medicamentos, entre otros. “Se estima que la rebaja de los aranceles de las materias primas, le ahorra a la industria alrededor de US$170,3 millones anuales por el pago de este tipo de impuesto”, dijo Díaz-Granados.

El funcionario agregó que entre los bienes de capital no producidos en el país que estarán cobijados por la medida figuran a su vez, bombas, válvulas, motores hidráulicos, turbinas, compresores, filtros, tornos, grúas, prensa, motores eléctricos, generadores, aparatos de comunicaciones, entre otros. Esta medida le ahorra a la industria cerca de US$171 millones anuales, por el pago de aranceles.